https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bear market, mercado bajista

Hablamos de mercado bajista, o bear market, cuando se produce una importante caída en los precios de los activos. Normalmente nos referimos a mercados e índices, aunque también se utiliza este término para sectores o activos más concretos.
No existe un acuerdo unánime sobre qué magnitud de caída supone un mercado bajista, aunque generalmente a partir de una caída de más del 20% desde precios máximos suele ser frecuente hablar de un mercado bajista. Cuando la caída se sitúa entre un 10% y un 20%, suele denominarse una corrección.

¿De dónde viene la expresión bear market?

La denominación en inglés para un mercado bajista es bear market, que literalmente significa mercado del oso. Para denominar los mercados alcistas los ingleses utilizan el término bull market, que literalmente traducido significa mercado del toro.
No está clara la procedencia de esta analogía. Se cree que tiene su origen en la forma en que cada animal ataca a su oponente. Los osos dan zarpazos hacia abajo, mientras que los toros embisten con los cuernos hacia arriba. De ahí que los bear markets vayan hacia abajo, mientras que los bull markets van hacia arriba.

¿Qué produce un mercado bajista?

Puede haber diversas explicaciones para un mercado bajista. No siempre es fácil conocer exactamente porqué se ha producido, aunque muchas veces lo podemos relacionar con acontecimientos económicos importantes: cuando la economía muestra debilidad, la tasa de desempleo sube, y se avecina una recesión económica las bolsas mundiales suelen caer. 
  • No debemos olvidar que las bolsas son un reflejo de las expectativas de los inversores, no necesariamente de la realidad económica.

Los inversores no tienen por qué tener miedo a los mercados bajistas

Los mercados bajistas no tienen por qué suponer pérdidas económicas para los inversores. Hay formas de ganar dinero cuando los mercados bajan: vendiendo activos en corto, comprando ETFs inversos, derivados, etc.
También puede ser una oportunidad para comprar acciones más baratas de aquellas empresas que queremos tener en cartera a largo plazo. Lo realmente importante es haber previsto en nuestra estrategia de inversión cómo actuar cuando se presenta el mercado bajista. Porque, aunque haya largos períodos donde las bolsas parece que sólo suben, con el tiempo siempre llega un mercado bajista. Estar preparados es ya media victoria.
La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.
Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión.
Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.
Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.



selfbank