https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

NO CUARENTENA ¿Y si Suecia tenía razón?: Las curvas de enfermos graves se acercan a cero

Su enfoque anti-restricciones ha sido muy criticado. Sin embargo Estocolmo parecería tener -al menos por el momento- controlada la pandemia. Su curva de casos graves está empezando a acercarse a cero.

Mientras el mundo en cuarentena criticaba el enfoque sueco -el país prefirió evitar las restricciones al movimiento implementadas por el resto de los países para frenar el avance del COVID-19- las autoridades de ese país decían: hace falta que pase un año para saber realmente cuál enfoque fue el mejor.
Y el tiempo, al menos por ahora, parece estar dándole la razón a Estocolmo: mientras otros países europeos enfrentan fuertes rebrotes de COVID-19, Suecia -que nunca hizo cuarentena- observa un descenso de casos desde fines de junio.
El número de nuevos casos por cada 100.000 habitantes reportado por Suecia durante las 2 semanas previas al 29/7, cayó un 54% con respecto a la cifra reportada en las 2 semanas anteriores, de acuerdo a datos presentados por la Organización Mundial de la Salud.
Mientras tanto, otros países europeos observan un aumento de casos durante el mismo período (España, Francia, Alemania, Béliga y Países Bajos, entre otros). Estos países han visto aumentos entre el 40% y el 200% en los casos durante el último mes.
La media acumulada de los 7 días anteriores de nuevos casos diarios en Suecia ha estado cayendo consistentemente desde el 29/6. Su conteo diario de casos ha estado decreyendo la mayor parte del tiempo desde el 24/6, cuando reportó 1803 nuevas infecciones, su pico más alto en un día desde que comenzara la pandemia.
Su media acumulada de los 7 días anteriores de nuevas muertes también está en declive desde el 15/4, cuando reportó un conteo récord de muertes diarias en 115 personas.
Las últimas medias acumuladas para los 7 días anteriores de nuevos casos diarios y nuevas muertes diarias en el país están en 154 y 2.
Así y todo, el país escandinavo está entre los 8 países con mayor número de muertos por COVID-19 por cada 100.000 habitantes. Está por encima de Brasil y Estados Unidos, los más afectados a nivel mundial en cuanto a número de casos.
Anders Tegnell, máximo epidemiólogo sueco quien estuvo a cargo de la estrategia, la llamó "un éxito" en entrevista con UnHerd. Para Tegnell, las medidas voluntarias de aislamiento que propuso Suecia han sido tan efectivas como las cuarentenas en otros países. Para los suecos, dado que esta pandemia llegó para quedarse, imponer restricciones duras al movimiento no era una opción viable a largo plazo.
"Estamos ahora viendo una rápida caída en los casos, hemos tenido contínuamente un servicio de salud que funcionaba, han habido camas libres todo el tiempo, nunca se han llenado los hospitales. El fracaso de la estrategia ha sido, por supuesto, la cifra de víctimas, que ha estqado en gran parte relacionada con las facilidades de cuidados a los mayores en Suecia. Ahora eso ha mejorado y vemos muchos menos casos en esos sitios", dijo.
Aunque no fue dicho expresamente por las autoridades de salud, muchos creen que el enfoque de Suecia ha sido evitar la cuarentena para desarrollar la "inmunidad de la manada", esperando que un gran número de personas se expona al virus y desarrolle inmunidad, para así evitar una segunda ola de infecciones.
La Organización Mundial de la Salud dijo recientemente que el COVID-19 no vendrá en olas, sino que es una "gran ola" que va a subir y bajar, y que esto no está relacionado con las estaciones del año, como en el caso de la gripe.
"Que Suecia haya bajado hasta estos niveles es prometedor", dijo Tegnell esta semana a periodistas. "Las curvas están bajando y las curvas para los enfermos graves están comenzando a acercarse a cero".
"Con los números minimizándose muy rápido en Suecia, no vemos el punto de utilizar barbijo, ni siquiera en el transporte público", agregó.



urgente24