https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Lecciones de la eficaz contención de la pandemia de COVID-19 en Cuba

El éxito de la contención de la COVID-19 en Cuba a través del control puerta a puerta de todos los hogares del país, muestra cómo esta forma de prevención epidemiológica, tremendamente laboriosa pero sin duda meticulosa, puede ser la mejor vía de controlar una epidemia si hay recursos humanos y técnicos suficientes.

Un estudio sobre el uso de esta estrategia contra la COVID-19 en Cuba ha sido publicado en el Journal of the Royal Society of Medicine (la revista oficial de la Real Sociedad de Medicina, organización fundada en el Reino Unido hace más de 200 años).

El estudio lo ha realizado John Ashton, un consultor de salud pública de Liverpool.

Una de las conclusiones principales que Ashton extrae de su análisis de los hechos es que si se hubiera aplicado en el Reino Unido la misma estrategia empleada en Cuba, se podría haber evitado el dramático fracaso de la respuesta del Reino Unido a la pandemia.

La cifra de casos confirmados de COVID-19 en Cuba es de poco más de dos mil, en tanto que los fallecidos por la enfermedad no llegan a cien. En el Reino Unido, la cantidad de casos es de cerca de 300.000 y los fallecidos superan los 45.000.

Lo paradójico, en opinión de Ashton, es que la primera demostración histórica de la táctica empleada ahora por Cuba se hizo en el Reino Unido, concretamente en la zona del Soho durante una epidemia de cólera en 1854.

[Img #61100]
Imagen obtenida mediante un microscopio electrónico de barrido y posteriormente procesada en la que se aprecia una célula (en azul) infectada con partículas víricas del SARS-COV-2 (en rojo), aislada de una muestra de un paciente. (Imagen: National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID, NIH)

Cuando China informó por primera vez sobre la epidemia emergente provocada por el coronavirus SARS-COV-2 en Wuhan en enero de 2020, Cuba elaboró rápidamente un plan de contingencia. Cuando se confirmaron los primeros casos del virus en el país entre tres turistas de Italia el 11 de marzo, el plan se puso en marcha inmediatamente.

En Cuba, decenas de miles de médicos, enfermeras y estudiantes de medicina realizaron a pie y vivienda por vivienda pruebas de detección, así como de seguimiento y cuarentena de los presuntos casos en centros de aislamiento administrados por el gobierno cubano, durante 14 días. (Fuente: NCYT de Amazings)