https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La Gomera prueba una "app" de rastreo del virus simulando un brote

Los residentes de la isla española de La Gomera han comenzado a descargar una nueva aplicación diseñada para contribuir a detener la propagación de las infecciones de COVID-19 en un programa piloto que pondrá a prueba la tecnología simulando un brote de la enfermedad.
De resultar exitoso el experimento en la isla, que con una población de 22.000 es uno de las más pequeñas del turístico archipiélago canario, podría extenderse por todo el país.
Las autoridades darán a los usuarios códigos generados aleatoriamente, algunos de los cuales mostrarán que son positivos de COVID-19 a efectos de la simulación, para registrar los contactos entre las personas mediante la tecnología Bluetooth y alertarles si han estado en contacto con uno de los casos "positivos".
Los organizadores esperan que 3.000 personas descarguen la aplicación, permitiéndoles inyectar 300 diagnósticos positivos simulados en el sistema para imitar una tasa de infección del 10%.
España está probando una herramienta basada en un estándar desarrollado por Apple (NASDAQ:AAPL) y Google (NASDAQ:GOOGL) que ya ha sido utilizado por países como Alemania.
Ante la inquietud sobre el respeto a la privacidad, se ha optado por el uso de la tecnología Bluetooth en lugar de datos de localización.
Para proteger aún más de la intrusión, los contactos entre los usuarios se almacenarán en dispositivos individuales, en lugar de pasar por un servidor central. Las autoridades sanitarias solo podrán acceder a los identificadores generados por el móvil de la persona infectada, pero no a los de sus contactos.
Después de descargar la aplicación, Leticia Castilla, profesora de 34 años, dijo que algunas personas que conocía estaban preocupadas por la privacidad, pero que ella no. "No creo que me sigan. Es privado y no das tu nombre ni el apellido".
Joel Serafín, un técnico forestal de 46 años que se ofreció a ayudar a la gente a descargar la aplicación en un puesto en el centro de San Sebastián, la principal ciudad de La Gomera, dijo que la gente estaba menos preocupada por la privacidad de los datos de lo que él esperaba.
"De cada 10 personas que se acercan a mí, quizás sólo una pregunta sobre el tema de la privacidad, a los demás no les importa", dijo.



reuters