https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Javier Milei: “El gobierno utiliza la cuarentena como mecanismo de represión”

El economista dialogó con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm) sobre la negociación de la deuda, la intención del gobierno de expropiar Vicentín y la gestión de Alberto Fernández con respecto al manejo de la cuarentena.


La renegociación de la deuda es un tema que preocupa al economista, ya que, ante la falta de avances de la Argentina, “el riesgo país continúa elevándose y eso hace que la tasa a la que se tienen que endeudar las empresas sean más caras, por lo tanto limita la capacidad de financiamiento”. En este sentido, Javier Milei explicó que cuanto menos financiamiento exista, menos posibilidades hay de expandir los activos, por ende, “menos posibilidades de crecer”. 
“Hay una negociación complicada y que va más allá de la cuestión de los números. Hoy la oferta que está haciendo Argentina en términos numéricos está cerca de lo que pretendían los acreedores. El problema central radica en las cláusulas, en las condiciones del contrato de deuda, porque el gobierno lo que está pretendiendo es que, en caso de haber un nuevo default, los acreedores queden en una situación muy desventajosa”, comentó.
De este modo, el economista señaló que esta situación no es trivial por dos cuestiones. La primera radica en que, en sus palabras, nuestro país “es un defaulteador serial, el máximo de la era moderna”. El otro problema, que es aún más delicado, “es que la deuda se paga con superávit primario”. “Si a eso se le agrega el programa fiscal que está llevando a cabo el actual gobierno, donde tiene una serie de gastos impulsados a partir de la imposición de la cuarentena cavernícola y la caída monstruosa del PBI, los números fiscales se van a deteriorar aún más”, añadió. 
“¿Dónde está el ajuste de 12 puntos del PBI que se debería hacer para honrar la deuda? No hay voluntad de eso. Los referentes económicos del gobierno son personas que señalan que el déficit fiscal se baja aumentando el gasto público, es como querer apagar un incendio con un lanzallamas”, ironizó. 
En referencia a la administración del aislamiento social, preventivo y obligatorio, Milei remarcó que “el daño que se está causando en la economía es enorme” y que “el gobierno utiliza la cuarentena como un mecanismo de represión”. Asimismo, sostuvo que “el problema no es la pandemia, sino la cuarentena”, en contraposición con la postura del gobierno. “El aislamiento estuvo muy mal diseñado y los infectólogos, con Pedro Cahn a la cabeza, son cómplices de esta atrocidad que se está causando sobre la economía”, reflexionó, en tanto añadió que “esto es una fraudemia”. 
También cargó contra la Organización Mundial de la Salud, aseverando que “el 99,5 por ciento de la caída del PBI en el mundo se explica por los modelos de cuarentena estúpidos”, impulsados por este organismo. “Lo que está destruyendo la economía es la cuarentena, no la pandemia, y eso tiene un montón de efectos colaterales”, reiteró, siendo que el aislamiento en nuestro país tiene “la extensión más larga y profunda del mundo”. Además, según informó el economista, este modelo llevado adelante en el mundo “ha hecho saltar en 10 puntos porcentuales la cantidad de pobres extremos”. 
LA VISIÓN LIBERAL DE VICENTÍN
Sobre la intención de expropiar la cerealera, Javier Milei planteó que el caso tiene dos facetas. La primera, de índole técnico - legal, “significa la violación de tres artículos de la constitución”: el artículo 1, porque “violenta la forma de gobierno en la división de poderes”; el artículo 17 porque va en contra de la propiedad privada; y el artículo 129, que establece que cuando está actuando un poder no puede intervenir el otro. Por último, destacó que el otro punto es “amenazar con las expropiaciones, que es lo que se ve en la última etapa de Venezuela”. 
“Lo que se observa es que hay una supresión sistemática del derecho de propiedad y eso constituye un delito de lesa humanidad”, finalizó. 



(www.REALPOLITIK.com.ar)