https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Fuerte desafío de Cambiemos a Magario en el Senado bonaerense

La vicegobernadora no logró conformar dos comisiones claves y la fuerza que lidera Vidal amenaza con imponer su número.

A pesar de estar a mediados de julio, la vicegobernador Verónica Magario aún no logra darle forma a dos comisiones clave del Senado que se encuentran paralizadas desde el año pasado. Se trata de una situación irregular que en Cambiemos consideran "grave".



Se trata de la poderosa Asuntos Constitucionales y Acuerdos (ACA) por la que pasan todos los expedientes. La otra es la comisión de Legislación General.



Este martes, senadores de Cambiemos le enviaron a Magario una nota en la que le comunican que la semana próxima se conformarán en el Salón Tomás Moro del Palacio Legislativo para constituir las comisiones si es que para entonces siguen sin conformarse.



La nota -enviada a la dirección de Coordinación de Comisiones del Senado- apela al artículo 190 del reglamento interno y advierte que se procederá a conformar la comisión de Legislación General. En tanto, en las próximas horas se enviará otra misiva referida a la comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos. "No podemos esperar más. Esto no se vio nunca en la historia de la Legislatura", aseguran desde Cambiemos.



El cuerpo está conformado por 46 bancas de las cuales 26 responden a María Eugenia Vidal y 20 al Frente de Todos. La supremacía de Cambiemos es elocuente y eso complica los proyectos legislativos que Axel Kicillof necesita para gobernar.



Lo curioso es que tras la derrota Cambiemos en octubre pasado, se esperaba que esa bancada se divida en varios bloques funcionales en mayor o menor medida al peronismo. El resultado electoral presagiaba un escenario de un bloque balcanizado. Sin embargo, eso no sucedió y la bancada se mantuvo intacta.
La senadora de Cambiemos, Claudia Rucci.



Para Kicillof esto representa un problema. Si Magario no logra romper el bloque de Cambiemos todos los expedientes requerirán de una negociación con María Eugenia Vidal que en los últimos días empezó a retomar contacto con los legisladores.



En los pasillos de la Legislatura se especulaba con que el cierre de las comisiones iba a ser el detonante para romper el bloque. Magario tuvo allí la posibilidad de acercar a los más incómodos de Cambiemos con cargos y lugares importantes. Pero sus intentos fueron infructuosos y la bancada se mantiene intacta.



Por el contrario, dentro de Cambiemos se consiguió un balance optimo. En especial con el ala más peronista dentro del bloque, un sector que conforman Claudia Rucci, Lucas Fiorini, Lucrecia Heger y Ana Laura Gelloso.



Rucci llegó a la Cámara Alta a través de Juan Manuel Pichetto; Fiorini es cercano a Joaquín De la Torre; Gelloso responde a Emilio Monzó; y Egger al intendente de Azúl, Hernán Bertellys.



Otra de las comisiones clave que Magario no logró conformar hasta hace pocos días fue la de Presupuesto. Finalmente, a principios de julio logró encauzar una negociación y esa comisión -que será clave de cara a la economía de la provincia en la post pandemia- quedó para Marcelo Feliú, un referente del peronismo de Bahía Blanca.