https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El dólar blue sigue subiendo: ¿es un "saltito" o comenzó una escapada? Esto opinan los que saben

Es la polémica que cíclicamente vuelve a la City: ¿la suba del dólar blue debe interpretarse por motivos coyunturales o es el reflejo de un deterioro macroeconómico que derivará en una crisis cambiaria?
El debate cobró fuerza a partir del viernes pasado, cuando la cotización del paralelo empezó a dispararse. Y ya es un tema instalado esta semana, con el blue bien consolidado en torno a los $130 y sin perspectivas de una vuelta a la situación de la semana pasada, cuando oscilaba en torno a $126.
Algunos interpretan esta suba como el resultado del endurecimiento de los controles que tanto el Banco Central como la CNV vienen aplicando en los últimos días —y que limitan la posibilidad de acceder a otro tipo de dólares (solidario y dólares cable)— lo que empuja a la gente a volcarse al mercado en negro. Pero también están quienes miran con preocupación datos de la macro, como la aceleración inflacionaria, y creen que puede haber un cambio de tendencia en el mercado cambiario.
En principio, la mayoría considera que el salto de $3 que registró el dólar blue en las últimas jornadas obedece a cuestiones más bien coyunturales y es un efecto inmediato del endurecimiento de los controles que el Banco Central dispuso para evitar que haya "coleros electrónicos" que compran los 200 dólares mensuales permitidos para luego transferirlos a otras cuentas bancarias.
No obstante, lo cierto es que hay algunos economistas que tienen sus dudas de que sólo se trate de una reacción del mercado ante mayores y más duras restricciones para acceder al dólar oficial o al dólar MEP o contado con liqui. 
El endurecimiento de los controles del BCRA es visto como el disparador en la suba del blue
El endurecimiento de los controles del BCRA es visto como el disparador en la suba del blue

La brecha se agranda

Lo cierto es que en los últimos 12 meses el precio del blue subió un 185%, mientras que el valor del dólar oficial apenas si aumentó un 63% durante el mismo período. De hecho, desde que inició la cuarentena, el blue acumula un aumento del 52%, ya que pasó de los $ 85,50 que valía el 20 de marzo a los $ 130 que vale ahora. Motivos de más, aseguran los que no ven una suba fuerte en los próximos meses, para pensar que no hay margen para que aumente mucho más aceleradamente de lo que lo ha hecho hasta ahora.
"Me parece que no hay margen para subas descontroladas del blue, porque la economía está extremadamente recesiva, y la gente no tiene dinero para convalidar un salto más elevado", sostuvo Salvador Di Stefano.
Y agregó: "Lo que se observa es que el Gobierno está llevando la tasa de devaluación a un ritmo más lento, porque en los primeros meses del año pensábamos que la tasa de devaluación estaría en el orden del 38% —lo mismo que rinden las Leliqs—, pero ya estamos casi terminando julio y la tasa de devaluación y es del 19,3%, y este mes no creemos que llegue a una devaluación del 2,3%".
Lo que Di Stefano sostiene es que el Gobierno está desacelerando fuertemente el avance del tipo de cambio. Y en ese punto, coincide con Gustavo Neffa, analista del mercado de Research For Traders, quien sostiene que "más que notar una presión del dólar desde abajo hacia arriba, lo que se observa es un relajamiento de arriba para abajo".
Se refiere a que más que observarse una presión alcista del dólar paralelo, lo que se nota es que el Gobierno tomó la decisión de no dejar subir el oficial rápidamente, algo con lo que en algún momento se especuló y hasta se dijo que ocurriría después de cerrado el proceso de canje de la deuda. Y como el blue comenzó a subir —también lo hicieron el MEP y el contado con liqui—, lo que volvió a ensancharse es el brecha entre los distintos tipos de cambio.
"El Gobierno había logrado dominar, a través de distintos tipos de medidas y controles que impulsó el Banco Central y también la CNV, un tipo que cambio que había subido fuertemente y logró achicar la brecha, que pasó del 85% a un 45%. Pero ahora, la brecha está retomando de nuevo, y ya está por encima del 60%. Y todo parece indicar que el contado con liqui tiene ganas de volver a su máximo", precisó Neffa.
Si la suba del contado con liqui se consolida como lo pronostica el analista de Research For Traders, también lo hará el dólar MEP y, muy probablemente el dólar blue. Es cierto, como señalan algunos operadores del mercado paralelo, que se trata de un ámbito cada vez más restringido y que mueve apenas entre 4 y 5 millones de dólares por día.
Pero por esa misma razón, cuando la demanda aumenta, el precio del blue enseguida se dispara. Y tras él, dicen algunos, podrían irse algunos precios que lo tomarían como referencia en lugar de usar el dólar oficial, lo que terminaría impactando en la inflación del segundo semestre. 

El canje, ¿un alivio?

En este punto, parece clave el resultado que consiga el Gobierno en el proceso de reestructuración de la deuda. "Nosotros no vemos una carrera alcista para el dólar, pero queremos ver cómo se resuelve lo de la deuda, porque si eso se arregla bien no creo que estemos ante una disparada del dólar", aseguró Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment.
Está claro que el resultado del canje de la deuda será una variable importante a tener en cuenta a la hora de hacer pronósticos sobre qué ocurrirá con el tipo de cambio, tanto oficial como con el resto de los dólares que pueden adquirirse en el mercado.
La posibilidad de que Guzmán llege a una terminación exitosa del canje puede descomprimir el mercado paralelo, creen los analistas
La posibilidad de que Guzmán llegue a una terminación exitosa del canje puede descomprimir el mercado paralelo, creen los analistas
"Las buenas noticias sobre el canje de la deuda deberían quitarle presión al tipo de cambio", sostuvo Gustavo Neffa. Y explicó que "el tipo de cambio tenía una prima de riesgo de un hard default. Si bien estamos en default, estamos hablando de una prima de riesgo sobre la posibilidad de que hubiera un default en el que no hubiera espacio para ningún tipo de negociación". 
Todo parece indicar que ese escenario está descartado, al menos en términos absolutos. Resta esperar para ver cómo será el resultado final del canje y qué porcentaje de aceptación tendrá cada tramo de la deuda (los bonos emitidos en la era Macri y los emitidos en la era Kirchner) para que los economistas hagan sus pronósticos sobre el impacto que esto podría tener sobre el tipo de cambio.
No obstante, hay informes de consultoras que dejan entrever una visión más pesimista, aun cuando el canje de complete exitosamente. Los pronósticos descartan que haya una escapada del blue en el cortísimo plazo, pero advierten sobre posibles turbulencias hacia fin de año, como consecuencia de los pasivos del Banco Central. Entre los más escépticos figura Economía & Regiones, que recomendó mantener la atención sobre el comportamiento de los ahorristas.
"Hay que fijarse que el dólar blue gana dinámica luego de que los agentes privados no renueven los plazo fijos y 'corran' con dicho financiamiento", señala la consultora de Diego Giacomini.
Mientras tanto, el dólar paralelo parece haberse despertado. El blue se acomodó en los $130, el dólar MEP se ubicó cómodo en los $117,50, y el contado con liqui ya está de nuevo en niveles cercanos a los $120. Todo esto mientras el precio del dólar oficial sigue subiendo muy despacito: se ubica en $ 75,66 para la venta en el segmento minorista, mientras que el viernes había terminado la semana en $ 75,25. Pequeños aumentos, a cuentagotas, pero cada gota moja.



iprofesional