https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Al rescate de comercios y pymes bonaerenses

El gobernador Axel Kicillof anunció un paquete de medidas de ayuda. Los empresarios de la provincia detallan el estado de situación actual.

(Por Natalí Risso) Luego del plan de ayuda que presentó la Provincia de Buenos Aires el pasado 6 de julio, representantes del sector productivo bonaerense valoraron las medidas impulsadas por el gobernador Axel Kicillof, aunque alertan acerca de la difícil situación por la que atraviesan.
"Los comercios de rubros esenciales del conurbano venden 40 por ciento menos que en 2019", declaró Camilo Kahale, presidente de la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA). "El porcentaje está más cerca del 20 que del 40 por ciento", opina Andrea Musante, secretaria de Desarrollo Productivo del Municipio de Ituzaingó. Sin embargo, insiste en distinguir la categoría rubros esenciales, cuyas dinámicas fueron distintas durante el aislamiento.
En su municipio, el rubro ferreterías vendió, durante el primer trimestre de 2020 un 50 por ciento menos que en el mismo periodo del 2019. En el segundo trimestre, en pleno aislamiento social y obligatorio, las ventas con respecto al año anterior cayeron 30 por ciento. Es decir, aumentó la actividad con respecto al primer trimestre.
Actualmente, la operatoria de las ferreterías del conurbano se encuentra complicada porque tienen dificultades de reposición. Aprovechando las nuevas modalidades de venta que normalizó la pandemia, "muchas veces, el proveedor vende directamente por Mercado Libre al mismo costo", explica Gabriela Di Lorenzo, directora de Comercio e Industria del Municipio de Berisso.
Las máximas autoridades municipales de industria y comercio coinciden en que, por la conducta localista de consumo y la infraestructura que tienen muchas zonas del conurbano, los comercios de proximidad que venden alimentos salieron ganando. En Berisso los consumidores son los empleados públicos que trabajan en La Plata y a veces hacen las compras allí, y vecinos que trabajan en la refinería y el astillero local. No hay hipermercados ni grandes cadenas. Con la imposibilidad de movimiento y utilización del transporte público, en marzo aumentó el consumo de alimentos en los comercios cercanos: "Los negocios de proximidad que no están en centros comerciales están teniendo mas venta que durante los cuatro años del gobierno anterior", reflexiona Di Lorenzo. "En abril el consumo se mantuvo, aunque en mayo y junio cayeron las ventas con respecto a los primeros dos meses, pero se mantuvo con respecto al año pasado", agrega. La Secretaria de Desarrollo Productivo de Ituzaingo coincide: "en el conurbano, la caída fue de las grandes cadenas de hipermercados o farmacias en detrimento de los comercios de proximidad".

Desarrollo local para pymes y comercios

Del paquete de medidas para pymes y comercios anunciadas, el presidente de FEBA destacó la compensación del Saldo a Favor (SAF) de Ingresos Brutos con deudas acumuladas de otros impuestos, y el aumento a 300.000 pesos para devoluciones automáticas del SAF. "Esto va a ser muy útil porque con la inflación del año pasado, cuando te devolvían los saldos a favor no alcanzaba para nada", declaró. "La medida es muy buena, es un pedido histórico y desde mucho antes de la pandemia", agregó. Si bien destacó varias de las medidas, opinó acerca de la dificultad con la que cuentan los comercios cerrados para adoptar estas medidas. "Para enfrentar el residual de la pandemia, tiene que haber una amnistía, porque sino la hay, esa gente no va a poder sobrevivir", explicó Kahale a PáginaI12.
La Secretaria de Desarrollo Productivo del Municipio de Ituzaingó coincide con que la mejor medida es la relacionada con ARBA y recaudación impositiva. "Lo que falta es más fomento del Bapro, las tasas de descuento de cheques y financiamiento del crédito son tasas bancarias, más altas que las que ofrece SepyME o mismo las famosas del 24 por ciento a través de bancos privados", reflexiona.
La funcionaria municipal destaca el trabajo del Fondo de Garantías de Buenos Aires (Fogaba), "agilizó mucho la manera de precalificar las empresas para decidir si califican o no como sujetos de crédito, ademas de que actúa como garante para las líneas de financiamiento de Sepyme". Gabriela Di Lorenzo coincide en que hay mucho compromiso y un Estado presente acompañando, pero "el tema es que llegue la implementación de la medida, sobre todo con los bancos. El gran problema está en los bancos, en el corte de la cadena de pagos cuyo nexo son estas instituciones", afirma.
A nivel municipal, estas medidas se acompañaron con otras herramientas: para prevenir la competencia desleal, el municipio de Ituzaingó sancionó una ordenanza que prohíbe a las cadenas de supermercados vender insumos no esenciales hasta tanto el gobierno nacional y provincial finalicen con las restricciones. En Berisso, lanzaron en los primeros días de abril una plataforma de venta online para darle una herramienta a comerciantes de difusión y venta de sus comercios y el take away.
Fuente: Página 12