https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Reggiardo, SR Investments Group: “un salto cualitativo necesita de una reforma impositiva”

“Es un momento complicado”, con esta frase  nos recibe virtualmente Sebastián Reggiardo, CEO de SR Investment Group, conglomerado de compañías con asiento en Argentina y Estados Unidos.
La carta de presentación de Reggiardo connota dos cuestiones, por un lado su expertise para desarrollar  con éxito empresas absolutamente diversas en mercados altamente competitivos y por otro, el escenario para armar en Argentina,  con el caso Vicentín, recesión durante los últimos dos años y el potencial de los recursos locales; no sólo en comodities del campo, sino también en finanzas y tecnología.
Sebastián Reggiardo, CEO de SR Investments Group, está en carrera para adquirir un banco local y ofrecer servicios financieros muy focalizados en la agroindustria
SR Investments Group es reconocido en el medio local, tiene una antigüedad de  20 años en la agroindustria a través de varias firmas del conglomerado, producen y acopian granos, tienen industrias productoras de harinas de trigo y de soja, aceites crudos de soja para la producción de biodiesel, pellets de alfalfa y soja, algunos alimentos balanceados con núcleo específico en la alimentación vacuna, son productores además de carnes, con frigorífico propio y exportan, “estamos vendiendo a países vecinos, China, Rusia, poco con EEUU y Europa principalmente. Sin incluir el poroto de  soja desactivado, gestionamos alrededor de 400.000 toneladas al año entre todos los subproductos.
El circuito se completa con una división financiera y otra tecnológica en expansión permanente.  Con el grupo,  trabaja una mutual que ofrece servicios financieros para la producción y beneficios a través de fondos apalancados en inversores norteamericanos. Es esta herramienta una de las claves que le ha permitido posicionarse en el mercado agropecuario y que le permite estar hoy en carrera para adquirir un banco local y terminar de consolidar las herramientas financieras del grupo.
“El potencial del sector financiero es enorme” sostiene Reggiardo, “circula un dato acerca de que todavía se mueve por fuera del circuito bancario el 40% de la producción; ahora apuntamos a implantar un banco específicamente agropecuario, que interprete las necesidades sectoriales.”
En línea con este proyecto, Reggiardo comenta que con la multinacional Financial Channel Engine (FCE),  ”estamos desarrollando una plataforma llamada OCTOPI, que es corazón tecnológico de FCE, basada en la automatización, una plataforma sin código y sin infraestructura,  unificada para crear BPM, CRM, gestión de casos y decisiones en tiempo real  de servicios bancario. Con esto ahorraremos tiempos de gestión, de análisis de riesgo,  e integraremos a través de altos protocolos de seguridad altos volúmenes de información entre  los bancos, fondos de inversión, mutuales, Estados, y todos quienes ofrecen servicios financieros. En un proyecto único.”

El escenario

“Es una situación complicada por la pandemia global, es complicado para el mundo entero”, no duda en completar el CEO de SR Holding, “además porque se suma una inercia negativa de la economía local con la recesión  de los últimos años,  pero aun así, opino que es una buena posición para apostar a la reinversión en Argentina. Por muchos motivos, por ejemplo uno en los que creo, es que habrá una demanda de alimentos que puede posicionarnos nuevamente como un Estado pionero en agroindustria y ganadería, por mencionar dos actividades, hay muchas más.”
En un sentido distinto, también Reggiardo ve otras oportunidades: “hay empresarios que tienen tres  ó cuatro cuatro compañías y se van a deshacer de algunas para poder gestionar bien  las que se queden,  lo que abre oportunidad a otros grupos para absorber y capitalizar, hay una reforma del capital económico en cada crisis,  hasta uno en su propio día a día reforma su capital económico, de trabajo, de recursos en general; hoy la gente trabaja desde su casa, nunca se pensó en eso. A su vez modifica también esta dinámica  de la oferta y la demanda por la situación económica de argentina.

Un salto cualitativo

Consultado acerca de las condiciones que son necesarias para aprovechar oportunidades futuras y hacer un un salto cualitativo de la agroindustria y la producción en general, Reggiardo advierte que “el principal problema  es la cuestión impositiva, en el país no dejamos de atacar al mayor productor de divisas que tenemos y atacamos mal, la estructura fiscal no ayuda de ninguna manera al productor, entonces un salto cualitativo del trabajo tendría que venir de la reforma impositiva, que permita revenir de dinero en las provincias, economías regionales, en los sectores industriales y en el consumo. Menos impuestos necesariamente derivaría en mayores inversiones en tecnología , por ejemplo, para una mejor y mayor producción.”
“Como destino de inversiones no estamos conceptualmente aceptados porque impositiva y legalmente no somos seguros. Hasta que no se modifique ese aspecto, el desarrollo va a ser, pero mucho más lento del que necesitamos,  porque muchos inversiones preferirían  otro marco impositivo y normativo, y por sobre todas las cosas un marco que sea respetado con los cambios de gobierno. No quiero meterme en política, es mi opinión que esto encaminaría una mayor y más fuerte producción y competitividad, eso es lo que no entiende la política”, concluye Sebastián Reggiardo.

Vicentín

“Una expropiación  es un error grande de la política, y no hablo sólo del  gobierno, sino de la política en general.  Vicentín hasta donde entiendo no está en quiebra sino en concurso de acreedores.  No estoy de acuerdo con una expropiación por dos motivos, uno es el legal, tenemos una Constitución que no implica este modo de actuar, y el otro motivo es ético, una expropiación  deja en duda el destino del enorme esfuerzo desde la planificación hasta la inversión en sí misma, que hacemos los empresarios agroexportadores para levantar y sostener una compañía.”