https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Qué es la dexametasona, el medicamento que reduce la mortalidad del COVID-19?

La dexametasona, un corticoesteroide barato y fácilmente disponible, es el último fármaco promocionado por científicos del Reino Unido como posible tratamiento el COVID-19 después de que las pruebas clínicas hayan mostrado que puede reducir con éxito las muertes por el virus hasta en un tercio en los enfermos de mayor gravedad.
El gobierno británico ha autorizado su uso por el Sistema Nacional de Salud inmediatamente después de que se publicaran los resultados preliminares de la investigación de la Universidad de Oxford. Los resultados completos se publicarán a finales de este mes.
No es la primera vez que se promociona un medicamento durante la pandemia de coronavirus que ha matado a 438.000 personas en todo el mundo. El caso más famoso es el de la cloroquina y la hidroxicloroquina, sobre todo después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump dijera en Twitter que estaba tomando el fármaco antipalúdico, cuyos beneficios no están demostrados científicamente.
Curiosamente, el mismo estudio de Oxford asegura que la hidroxicloroquina no funciona como tratamiento.
Puede que sea pronto, pero los expertos ya dicen que la dexametasona puede marcar un antes y un después en la carrera por salvar las vidas de los enfermos por coronavirus más graves.
"Este es el sueño", dijo Nick Cammack, experto en virus del Wellcome Trust, una organización benéfica británica que apoya la investigación, y añadió que la droga se ha utilizado durante décadas para otras enfermedades inflamatorias. "Es muy sencillo de fabricar, así que no hay razón para que esto no se pueda extender a todo el mundo."

Entonces, ¿qué es la dexametasona?

Es un corticoesteroide que se utiliza generalmente para reducir la inflamación, la principal causa de muerte de pacientes con coronavirus porque que los pulmones y otros órganos se inflaman por una reacción excesiva del sistema inmune para combatir la infección.
Si bien la Organización Mundial de la Salud advierte contra el uso de esteroides en las primeras etapas del tratamiento del virus -ya que pueden bloquear la lucha contra la infección por su efecto inmunosupresor-, el estudio y la práctica de los médicos sobre el terreno revelan que en las etapas más avanzadas de la enfermedad pueden ser eficaces.
"Al principio, estás luchando contra el virus y quieres que tu sistema inmunológico esté lo más intacto posible", dijo el martes el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades de EE.UU.
Pero en la etapa avanzada de COVID-19, la batalla contra el virus causa tanta inflamación que el sistema inmunitario "te está dañando más que ayudándote", dijo. Los resultados vistos en el estudio de Oxford tienen "perfecto sentido" con esa progresión de la enfermedad, dijo.
Según se explica en Mediline plus la dexametasona "es similar a una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales" y se utiliza para "aliviar la inflamación y para tratar ciertas formas de artritis; trastornos de la piel, la sangre, el riñón, los ojos, la tiroides y los intestinos; alergias severas; y asma”. También sirve en algunos casos de edema provocado por el mal de altura y se ha usado en el engorde artificial de animales.
Está incluida en la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje. El futbolista del Real Madrid Sergio Ramos dio positivo por esta sustancia en la la final de la Champions League 2016/17 en Cardiff.

¿Cuáles son las ventajas?

En primer lugar, por supuesto, el hecho de que se haya demostrado que salva vidas: durante cuatro semanas, la Universidad de Oxford descubrió que había reducido las muertes en un 35% de los pacientes que necesitaban tratamiento con respiradores y en un 20% en los que sólo necesitaban oxígeno suplementario.
Los investigadores estimaron que el fármaco evitaría una muerte por cada ocho pacientes tratados con respiradores y una por cada 25 pacientes con oxígeno extra solamente.
"Eso son grandes efectos", dijo un líder del estudio, el Dr. Martin Landray en Oxford. "No es una cura, para esto ciertamente queda un largo camino a seguir".
Otro beneficio clave de la dexametasona es que es barata: tan sólo 25 euros por un tratamiento completo. Como dijo Cammack, del Wellcome Trust, la droga también está disponible y sería fácil de producir y distribuir en todo el mundo.

¿Hay algún inconveniente?

Primero, este medicamento sólo es útil para tratar a pacientes gravemente enfermos, así que no resuelve la ecuación de cómo tratar la mayoría de casos más leves, pero muy persistentes y que se teme que podrían dejar secuelas.
No sirve para tratar, por ejemplo, los casos de derrame, los problemas de piel y otros de los síntomas detectados por los médicos en todo el mundo y que por el momento no se entienden con claridad.
Además, existen efectos secundarios en el uso de esteroides, como el aumento de peso, la hipertensión, la retención de agua, cambios de humor, problemas de sueño y aumento del azúcar en la sangre en el caso de las personas con diabetes.
Algunos expertos también han sugerido que las tasas de mortalidad durante el estudio fueron altas: murieron el 41% de los pacientes conectados a respiradorres y el 25% de los que solo necesitaban oxígeno.
"La tasa de mortalidad parece ser mucho más alta que en los Estados Unidos", donde un estudio reciente encontró una tasa de mortalidad del 12%, aunque basada en sólo dos semanas frente a cuatro en el estudio del Reino Unido, dijo el Dr. Peter Bach, experto en política de salud del Centro de Cáncer Memorial Sloan-Kettering de Nueva York.


euronews