https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Otra prórroga

Los índices de renta variable norteamericanos comenzaron la semana con alzas de hasta 1,4%. Esto ocurrió a pesar de la tensa situación social en Estados Unidos debido a las protestas generalizadas en todo el país que hicieron que se decrete el estado de sitio en más de 40 ciudades del país. Sumado a esto, la relación de Estados Unidos con China cada vez se encuentra más tensa. Esta vez el gobierno chino le pidió a las empresas estatales suspender las compras de soja y carne de cerdo a Estados Unidos. Sin embargo, la falta de una respuesta a esta última situación por parte del presidente norteamericano y la noticia acerca del crecimiento en la actividad manufacturera con respecto al mes pasado impulsaron al mercado ya que siguen creciendo las expectativas de una recuperación económica. Los índices macroeconómicos conocidos hoy en China, Alemania, Inglaterra, y de la Eurozona mostraron una mejoría con respecto a su medición anterior y es por esto que la mayoría de los mercados de renta variable del mundo experimentaron aumentos en el día de hoy.
El Merval experimentó una suba mayor al 5%, debido a que el alza internacional funcionó como base para el crecimiento y los comentarios sobre un acuerdo de reestructuración de la deuda cada vez más cercano potenciaron la suba. Todos los papeles que componen el panel principal experimentaron aumentos, la mayoría de ellos se encontraron por encima del 2,5% y se vieron subas de hasta 9%.

Los bonos soberanos en dólares vieron subir sus cotizaciones hasta un 8%. El aumento se debe a que se sigue especulando con un acuerdo cercano en lo que respecta a la reestructuración. Si bien la prórroga de la oferta inicial vence el día de mañana, la decisión de que dure hasta el 12 de junio respalda los rumores sobre que las puntas entre lo ofrecido por los acreedores y lo esperado por el gobierno están cada vez más cerca. El sentimiento de positivismo es tan fuerte que los bonos subieron a pesar de que el comité de ISDA haya decidió que se activen los Credit Default Swaps sobre los bonos argentinos ya que consideró que se generó un evento de crédito el día 22 de mayo al no cumplir con el pago de los intereses de los bonos Global. No hay que perder de vista que los CDS son un contrato entre privados por lo que el gobierno argentino no tiene que desembolsar nada pero puede verse afectada su imagen al declararse la falta de pago. Sin embargo, la buena relación que hay con los acreedores impidió que los precios de los activos se desplomen como hubiese sucedido en otro tipo de situación donde las negociaciones no estuviesen tan avanzadas.
El Riesgo País retrocedió solamente 0,5% y cerró el día midiendo 2.621 puntos reflejando que no hubo noticias negativas sobre la reestructuración. La medición se mantiene estable por debajo de los 3.000 puntos a la espera de la solución del conflicto entre el gobierno y los acreedores.

El tipo de cambio mayorista volvió a avanzar un 0,1% y ya cotiza $68,63. El dólar minorista no se movió en el debut de la declaración jurada que hay que firmar si se quieren adquirir los 200 dólares al tipo de cambio oficial. El dólar MEP subió solamente un 1% mientras que el CCL lo hizo en 0,6% y estos tipos de cambio cerraron la jornada en $108,77 y $114,08 respectivamente.




Joaquín Candia
Analista

RAVA