https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Kristalina Georgieva volvió a respaldar a la Argentina

La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, volvió a respaldar a la Argentina en las negociaciones con los acreedores privados. “El objetivo es reestructurar la deuda de una manera que se pueda pagar”, aseguró en un evento organizado por The Washington Post.
La funcionaria del Fondo sostuvo que “nadie se beneficia de un país que cae del precipicio de la deuda”. Porque el país quedaría excluido de los mercados, el crecimiento sufriría, la gente sufriría e incluso los acreedores no recuperarían su dinero. En ocasiones, es necesario realizar una reestructuración reflexiva”.
En el mercado consideran que la negociación entre el Gobierno y los grandes fondos de inversión requiere únicamente cerrar los últimos detalles. El riesgo país terminó este miércoles con una importante baja de 4,0 por ciento (es decir un retroceso de 102 unidades) y se ubicó en 2477 puntos. Se trata de los niveles más bajos desde los primeros días de marzo.
El riesgo país ya bajó más de 1500 puntos desde el pico diario anotado a mitad de ese mes de 4146 puntos. Los bonos cerraron con fuertes subas en los activos bajo Ley Nueva York. El Centenario, por ejemplo, fue uno de los títulos con más aumento en la jornada al terminar con un alza del 3,3 por ciento. El Discount 2033 bajo Ley extranjera avanzó 3,3 por ciento. Entre los títulos ley argentina se destacó la baja del 0,8 por ciento del Bonar 2024.
El tipo de cambio paralelo se sigue desinflando. Este miércoles cerró en 123 pesos y marcó una merma de 1 pesos respecto de la jornada previa. En contraste, los tipos de cambio implícitos en la bolsa marcaron aumentos. El dólar mep terminó en 107,91 pesos y subió 1,4 por ciento. El contado con liquidación se ubicó en 114,71 pesos y marcó un alza de 0,6 por ciento.
El dólar comercial sigue estable gracias a los controles cambiarios. Se ubicó en 70,92 pesos y marcó una baja de 9 centavos. El tipo de cambio mayorista en tanto se negoció a 68,81 pesos y avanzó 10 centavos (en línea con las correcciones diarias que administra la autoridad monetaria para evitar apreciación real de la cotización).
El Central desde el viernes pasado consiguió comprar nuevamente reservas internacionales y sumó cerca de 460 millones de dólares a las arcas de la entidad. Esto se explicó por las medidas aplicadas la semana pasada que limitaron tanto el acceso al mercado cambiario de los importadores que especulaban con la cotización del dólar como los canales de conexión entre el mercado oficial de divisas y los tipos de cambio implícito en la bolsa.
En el bimestre abril-mayo se pagaron importaciones por un 30 por ciento más que el volumen importado. Aproximadamente se importó por 5800 millones de dólares y los importadores accedieron a divisas por 7500 millones de dólares. Se trata de un comportamiento que no fue en línea con el historial de acceso al mercado de cambios.
En este bimestre hubo cancelación de obligaciones y anticipo de pagos de importaciones que no hacen a las prácticas comerciales habituales. Las medidas del Banco Central apuntan a contener prácticas especulativas de los importadores con el objetivo de normalizar la situación. No hay impedimento para importar ni alteración en el régimen de importaciones del país.
Fuente: Página12