https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Xi Jinping se defiende ante la OMS: asegura que China "siempre" fue transparente

El presidente chino acude al máximo órgano de la entidad para defender su gestión tras las crecientes acusaciones de Trump.

El presidente de China, Xi Jinping, ha intervenido este lunes en la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el máximo órgano de la entidad que reúne a los 194 estados miembros, para defender que el país "siempre" ha sido transparente, frente a las crecientes críticas a su gestión de la pandemia. Su presencia se debe a la invitación del director general de la OMS, Tedros Adhanom, que guarda una estrecha relación con con el gigante asiático. En esta reunión está previsto que la Unión Europea presente una borrador con propuestas de investigación con el respaldo de Australia.
Una moción en la que llama a "iniciar, en el momento más oportuno apropiado (...) un proceso gradual de evaluación imparcial, independiente y completa". También exige "misiones de campo científicas y de colaboración" para identificar la "fuente del virus y la ruta de introducción a la población humana". La moción, copatrocinada por el Reino Unido y más de 120 naciones y no respaldada por China, se produce cuando Beijing enfrenta una oleada de críticas por su papel en la pandemia de coronavirus que ha infectado a más de 4.7 millones de personas y se ha cobrado más de 315.000 vidas.
La petición de una investigación por parte de 120 países a la OMS es una de las principales cuestiones que se abordará este lunes. Una medida que coge fuerza después del frente abierto y liderado por EEUU que acusa a la república comunista de ocultar información en los inicios del brote y permitir así la expansión de la pandemia. El propio presidente estadounidense ha llegado a defender que el coronavirus nació de un experimento en un laboratorio de Wuhan.

Estados Unidos acusó a China de lanzar ciberataques para robar datos sobre la vacuna de Covid-19 
En las últimas semanas, el frente liderado EEUU para pedir responsabilidades ha ido aumentando, y se han unido varios países. A final de abril lo hizo Australia, que después de anunciar su intención de investigar lo ocurrido recibió la amenaza de China del boicot de productos australianos. La Unión Europea se sumó poco después a esta petición; según aseguró la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, la UE solicitará a la OMS una investigación independiente sobre el origen de la pandemia.

La reunión de la OMS de este lunes es la reunión anual de la Asamblea Mundial de la Salud de la organización, el máximo órgano de la entidad que tiene como objeto decidir las líneas de actuación, elegir a sus líderes y adoptar un presupuesto. En esta ocasión, sin embargo, los estados miembros se reunirán telemáticamente para centrarse en la pandemia: informarán de su progreso y estudiarán "un proyecto de resolución sobre Covid-19", según señala la propia OMS.
Xi Jinping reivindica el papel de China
En esta reunión, Xi Jinping se ha dirigido a la asamblea mediante un vídeo donde ha defendido el papel de China en la crisis sanitaria y ha anunciado que contribuirá con 2.000 millones de dólares durante los próximos dos años en la lucha contra el coronavirus . "La pandemia de coronavirus representa la amenaza más grave para el mundo desde la Segunda Guerra Mundial", ha asegurado el dirigente, que ha señalado que el Covid-19 "pilló a todo el mundo por sorpresa"; pero que China cambió el rumbo de la pandemia "con gran sacrificio" y protegió vidas humanas, ha defendido el mandatario.
Al comentar sobre los pasos adicionales para contener la pandemia, Xi señaló que la medida más importante debería ser detener la transmisión transfronteriza. El presidente del Partido Comunista Chino pasa así pr alto las críticas internacionales vertidas por su gestión inicial y reivindica su buenhacer. China le responde a EEUU: "¿Alguien pidió una compensación por el SIDA o la caída de Lehman Brothers?"

La postura de China frente a las acusaciones recibidas ha sido clara, desde el rechazo inicial hasta la negativa en estos momentos por considerarlo una investigación "prematura". El pasado lunes el gobierno chino ya advirtió que no permitiría una investigación porque "no es el momento adecuado para comenzar de inmediato la investigación y el rastreo del virus"; según dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores, Zhao Lijian, en una rueda de prensa en Beijing.