https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Orlando Ferreres: "Entendemos que el Gobierno va a querer llegar a un acuerdo con los bonistas"

En una entrevista con Télam el economista anticipó qué podría suceder en las negociaciones con los acreedores y señaló que las autoridades están trabajando "bastante bien" en el marco de la pandemia de coronavirus.

El economista Orlando Ferreres opinó hoy que "el Gobierno va a querer llegar a un acuerdo con los bonistas", al tiempo que señaló que las autoridades están trabajando "bastante bien" en el marco de la pandemia de coronavirus.

"Han tenido mayor enfoque desde que se ajustó a los responsables de la Anses y han tenido más practicidad en la ejecución", dijo el especialista en una entrevista con la agencia Télam.

Ferreres es el fundador y presidente de Orlando J. Ferreres & Asociados. En 1989 se desempeñó como viceministro de Economía. Anteriormente fue director económico y financiero de Bunge & Born.

Además, fue uno de los fundadores del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (CEMA) y en la actualidad es uno de los miembros de su directorio.

A continuación, se exponen los principales tramos de la entrevista:

Télam: ¿Qué escenarios están analizando en relación a la cuestión del canje de deuda?
Orlando Ferreres: Entendemos que el Gobierno va a querer llegar a un acuerdo con los bonistas. De lo contrario, quedaría un poco como los que dieron el default en el 2001, realizado por el gobernador de San Luis (Adolfo Rodríguez Saá), que ofició de jefe de Estado en ese entonces.

Visto ese efecto político, en principio sería lo lógico que se encontrara una solución viable como para poder llegar a un acuerdo con los bonistas de Ley internacional. Después, con los (bonistas) de Ley local no habría tantas dificultades como para lograrlo.
Creo que se va a llegar a un acuerdo con los bonistas tanto locales como internacionales y nos vamos encontrar a una situación bastante parecida a lo que sería el período base para la Argentina, que tiene una caída del producto, que si bien es alta en marzo, abril y mayo, después cae 7% en el promedio del año.

T: Entonces, ¿cuáles son las proyecciones de caída que estipulan para la Argentina en 2020?
OF: La primera alternativa, que es la pesimista, en la cual no se llega a un acuerdo con los bonistas y todo se vuelve mucho más difícil como para renegociar obligaciones no negociables, créditos, etc.
El segundo escenario, que es la proyección base que estamos adoptando y que entendemos es el escenario más probable, estimamos un acuerdo por la deuda, con una caída del 7% en el PBI y una inflación del 60%.
En la tercera proyección, que es el escenario optimista, todo sale mucho mejor de lo esperado, en donde pronto se recupera la actividad y observamos una caída de 4% en el año, con una inflación de alrededor del 40%.

T: Por el lado de la inflación, ¿cuál es la tendencia que están viendo desde la consultora?
OF: La inflación de abril y mayo nos está dando baja, pero no muestra una tendencia para el año, sino que simplemente que es baja en estos meses. La emisión que está habiendo para cubrir todos los déficits del Tesoro es grande. Por lo menos, el déficit primario va ser de tres puntos del producto o más, y eso va a significar mucho dinero dando vuelta que se va a ver después en la inflación.

Calculamos que la inflación en el año rondará el 60%. Ahora nos está dando 48%, pero vamos a tener una presión inflacionaria en los próximos meses. Ya hoy les cuesta a las empresas vender a estos precios, seguramente con el tipo de cambio oficial más arriba seguramente va a tener un cierto reflejo en materia de precios

T: En este sentido, ¿qué tipo de cambio cree que deberíamos tener hoy?
OF: El tipo de cambio que deberíamos tener hoy con un promedio de todos los tipos de cambio, es decir, con el oficial que está a $70, contemplando el impuesto País está en $90, el informal o "blue" en $133, el Contado con Liquidación (CCL) en $130 y el MEP en $127, ese promedio nos da $90, que quizás podría ser el promedio de todos estos mercados, pero con una diferencia grande entre el mercado oficial y el paralelo. Evidentemente, hay que lograr una convergencia de todos los índices.
Entiendo que esto va ser tanto por aumento del mercado oficial como baja por los mercados paralelos que están un poco altos.

T: ¿Qué drivers fueron impulsando a la suba la cotización del dólar bursátil y el informal?
OF: Básicamente, es la expectativa de una inflación más alta que todavía no se estaría dando y, por otro lado, el aumento de la liquidez que si se está dando.
Hay que fijarse en el mercado diario interbancario, que está en 12% desde hace más de un mes. Entonces, sobra plata, no se logró todavía ubicarla y a veces aparece demanda del Tesoro que va a logrando refinanciar varios bonos. Pero sobra mucho dinero que fue a parar a los bonos, porque tampoco se cree en todo el mundo de que se va a llegar a un acuerdo por la deuda y eso preocupa a mucha gente, que prefiere ir al mercado paralelo. Pero básicamente sobra dinero y sobra dinero en los bancos, ese es primer punto que explica el aumento de las tasas de los mercados libres.

T: ¿Cómo evalúa los programas de asistencia financiera que impulsó el gobierno nacional frente a la pandemia por el coronavirus?
OF: Si bien los programas no son fáciles de implementar, están bastante bien. Han tenido mayor enfoque desde que se ajustó a los responsables de la Anses y han tenido más practicidad en la ejecución. Lo mismo para las empresas y los créditos para pagar salarios. También están los $10 mil pesos por persona al aporte de trabajo y producción (ATP). Yo creo que esto está bien. Cuesta un poco porque mucha gente no tiene ni cuenta bancaria y trabaja muy en la informalidad. Seguramente van a ocurrir algunos errores, pero es lo que hay que hacer.

El Gobierno está haciendo lo que puede. Mucho más no puede hacer. Ahora bien, el desempleo va a subir producto de que hay menos trabajo y también va a subir la pobreza, que va a subir por lo menos 15 puntos de acá a fin de año, pero va a estar cerca de 48% o 49% hacia fin de año. Es un número muy alto, pero ya teníamos 35% en la gestión de (Mauricio) Macri, o sea que no es tanta la variación que se adiciona.







telam