https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los bonos en la mira

Los mercados norteamericanos comenzaron la jornada cotizando a la baja pero luego de la mitad de la rueda comenzaron a darse vuelta para cerrar la jornada mayoritariamente al alza a excepción del DOW. Igualmente las variaciones del mercado se mantuvieron en el +/-1% como ocurrió el día de ayer. Esto se debe a que los inversores están expectantes ante la progresiva apertura en gran parte de las economías del mundo. Si bien los inversores saben por los dichos del secretario del tesoro que la situación es grave y que la recuperación llegará a partir del segundo semestre, esperan que esto sea de verdad así y por eso siguen muy de cerca los indicadores macroeconómicos en especial de Estados Unidos que es uno de los países que puede lograr la reactivación mundial de la economía. Por otro lado, la tensión entre Estados Unidos y China volvió a surgir luego de que se presente un nuevo proyecto de ley de seguridad para Hong Kong. Sumado a esto el día de ayer se presentó otro proyecto de una ley que dificultaría a las empresas chinas cotizar en la bolsa de Estados Unidos. Por lo tanto, las noticias tanto positivas como las aperturas y los desarrollos en las vacunas y las negativas como los malos datos macroeconómicos que siguen llegando generan confusión en los inversores que siguen prefiriendo la prudencia hasta que puedan tener la información necesaria que aclare el panorama.
Por su parte el mercado local se sumó a la baja en Estados Unidos y además se vió arrastrado por la fuerte baja en el CCL. El índice Merval retrocedió un 1% mientras que si se evalúa la semana el índice avanzó un 4%. Sin embargo debido a la baja en el tipo de cambio si se lo mide en moneda dura aumentó un 14,38% en la semana. Los CEDEAR que habían experimentado una buena semana retrocedieron debido a la baja en el exterior sumado a la baja en el CCL lo que hizo que la relación de arbitraje ajuste el precio hacia abajo.

Luego de que se haya hecho oficial el alargamiento en los plazos para aceptar la oferta de reestructuración hasta el 2 de junio los bonos volvieron a experimentar fuertes aumentos luego de una semana en la que experimentaron correcciones y su precio parecía estable. Si bien el gobierno no pagó los intereses de los bonos globales tal como había anunciado y por lo tanto el país se encontraría en default los bonos subieron igual lo que en una situación normal sería imposible. Sin embargo el hecho de que el gobierno presentará una nueva oferta que sintetice la de los acreedores y resuelva algunos detalles pendientes genera entusiasmo en los inversores que esperan que con las negociaciones tan avanzadas se cierre este tema en el corto plazo. Si bien la incertidumbre sigue siendo alta, la mayoría le asigna altas probabilidades al escenario en donde la reestructuración se resuelve de manera satisfactoria para ambas partes evitando de esta manera futuros litigios. Al cierre de la rueda, los bonos que fueron más beneficiados por el optimismo fueron los que se emitieron bajo legislación extranjera. Sin embargo, los aumentos de los bonos ley local no se quedaron atrás.

A partir de las 15hs aproximadamente se pudo observar una disminución de la cotización de los dólares operados mediante la bolsa. El MEP termino el dia en $ 109 anotando una baja del 4,2% mientras que el CCL cerró en en $113,92 con retrocesos de 3%. Esto fue consecuencia de la disminución de la tensión generada por la reestructuración de deuda, la extensión del periodo de negociación es un hecho, y el potencial acuerdo al parecer está cerca por lo que la presión alcista sobre el tipo de cambio no logró superar a la demanda de moneda dura. Por otro lado, el dólar minorista experimentó un aumento del 0,4% y se encuentra cotizando en $70,25 mientras que el dólar mayorista volvió a avanzar 0,1%. Estas subas debido a las restricciones en el tipo de cambio son avaladas por el Banco Central que busca que el tipo de cambio oficial no se siga atrasando a pesar del cepo que instrumentó.





Joaquín Candia
Analista

RAVA