https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Llegaron las ofertas

Los mercados internacionales abrieron la semana al alza. Los principales índices europeos experimentaron subas de hasta 5% mientras que los mercados norteamericanos operaron en torno a un aumento de 3% a 6%. La razón de que los principales índices de renta variable hayan cerrado la jornada en terreno positivo es que Moderna Inc. una de las empresas que se encuentra desarrollando una vacuna contra el coronavirus, indicó que los ensayos preliminares arrojaron resultados prometedores. Hay que destacar que las pruebas continúan y que hay gran cantidad de laboratorios y empresas de biotecnologia que se encuentran trabajando en lo mismo. Además el desarrollo de una vacuna implica el relajamiento de las condiciones de aislamiento sin poner en riesgo la salud de las personas por lo que se acabaría un gran problema que tienen en este momento los estados. Sumados a esto el presidente de la FED declaró que aún no se agotaron las herramientas de la Reserva Federal para seguir enfrentando a la crisis lo que implica que la economía es seguida bien de cerca por dicha entidad y que ante cualquier evento crítico se responderá de la manera adecuada.
En lo que respecta al mercado local, el Merval creció 2,4% en una jornada donde solamente cayó TXAR en un 1% mientras que el optimismo por las nuevas ofertas presentadas por los acreedores primó en el mercado de capitales local que además tuvo el sostén de los mercados internacionales. Los ADRs argentinos acompañaron el impulso alcista del mercado norteamericano, la mayor suba del día fue para DESP con un 8% y por detrás IRSAy CREY con un 6%.

La renta fija local luego de haber experimentado subas durante la semana pasada comenzó la rueda con aumentos de hasta 10%. Esto se debe a que el gobierno ya cuenta con 3 ofertas presentadas por los acreedores para lograr reestructurar la deuda antes del 22 de mayo lo que evitaría el default del país. Si bien el tiempo es poco y el proceso es de alta complejidad, a pesar de que sea difícil llegar a un acuerdo antes del viernes los inversores interpretaron esta situación como positiva ya que se rumorea que estas nuevas propuestas se acercan mucho más que las anteriores a lo pretendido por el gobierno nacional. Desde el gobierno solo se comunicó que se encuentra trabajando en las propuestas pero no las dió a conocer públicamente, pero lo que se descuenta es que son mejores que la presentada por el deudor meses atrás y por eso los precios de los bonos reaccionaron al alza. Hay que tener en cuenta que falta para que el proceso finalice y por lo tanto la volatilidad seguirá presente. Una notica que no satsifaga a los inversores puede generar fuertes movimientos a la baja en los precios como puede pasar lo opuesto si las noticias son satisfactorias. El Riesgo País cayó 5% reflejando el positivismo de los inversores con respecto al posible arreglo en lo que respecta a la reestructuración de la deuda.

El tipo de cambio oficial aumentó un 0,4% y llegó a los $70. Esto implica que con el impuesto a la compra de moneda extranjera el dólar minorista se paga $91. Por su parte el dólar mayorista sigue avanzando un 0,1%.Mientras tanto el MEP y el CCL se vieron influenciados por el buen humor de los inversores y retrocedieron 2% y 2,1% respectivamente. De esta manera el MEP se encuentra cotizando $115,54 mientras que el CCL lo hace en $118,78. Sin embargo hay que tener en cuenta que la confianza en la moneda local no ha aumentado y los movimientos descendentes en el tipo de cambio tienen que ver con el proceso de reestructuración de la deuda ya que ante la incertidumbre los inversores eligieron refugiarse en moneda dura. Si el problema de la deuda se resuelve puede haber una leve apreciación del peso. Sin embargo el tipo de cambio seguirá alto debido a la gran emisión y a la inestabilidad macroeconómica local e internacional y solamente se disipará el ruido que provoca la deuda soberana.



Joaquín Candia
Analista


RAVA