https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La fiscal protegida de Cáffaro Los “negocios inmobiliarios” que Berni denunció en Zárate

En la Justicia de Zárate, el intendente Osvaldo Cáffaro tiene a su protegida. Se llama Mabel Amoretti, titular de la UFI Nro. 1 de Zárate – Campana. Recientemente mandó a detener a un comisario que le disparó a un delincuente. Además, es investigada por “cajonear” una causa de apropiación indebida de terrenos por el jefe comunal. 


Hace unos días, en el barrio Lubo de Campana, el comisario Alberto Utrera quiso identificar a un sujeto que se trasladaba en una bicicleta playera de mujer, pero este se resistió y extrajo un arma de fuego, a lo que el efectivo de seguridad respondió con un disparo por la espalda, en la zona lumbar, según consignaron fuentes policiales. El herido fue trasladado al hospital municipal San José y Utrera fue detenido por “tentativa de homicidio agravado por ser funcionario”.
Finalmente, la disposición de la fiscal Mabel Amoretti no fue acatada por la jueza de garantías Graciela Cione, quien ordenó inmediatamente la libertad del comisario. No obstante, esta no es la primera vez que Amoretti incurre en accionar en contra de las fuerzas de seguridad, tal como contaron a REALPOLITIK fuentes de Zárate: “Le gusta meter presos a policías”.
Esta misma persona, que prefirió resguardar su identidad, reveló el nexo entre la especialista en leyes y el intendente Osvaldo Cáffaro: “Son amigos y ella no lo investiga a él”. Al respecto, una causa que compromete al jefe comunal y todavía no tuvo una resolución, es la apropiación indebida de terrenos por parte de su municipio. Estos, anteriormente, formaban parte de la villa "La Carbonilla" y hoy funcionan como un complejo costanero frente a las costas del río Paraná: “El Puerto Madero de Zarate”, aclaró la fuente.

Mabel Amoretti, titular de la UFI Nro. 1 de Zárate – Campana.
Sin embargo, el gran emprendimiento inmobiliario no se terminó de concretar como establecía su idea original porque Cáffaro fue denunciado. En su momento, la fiscal Amoretti tomó intervención en el asunto (2011) aunque durante seis años no llamó a declarar al mandatario de la ciudad de la zona norte de la provincia de Buenos Aires ni a ninguno de sus funcionarios. “Habría recibido 300 mil dólares para no avanzar”, sostuvo un allegado. 
Hoy en día, Amoretti no participa más de la investigación, denunciada por omisión, y afronta un juicio político junto a Liliana Maero (ex fiscal general de Zárate - Campana) y el fiscal Juan José Montani. Igualmente, el jury actualmente se encuentra paralizado. Cabe destacar que la fiscal Irene Molinari, quien continuó con la investigación, sí avanzó con la causa contra Cáffaro.
BERNI, ATRÁS DE CÁFFARO
El ministro de Seguridad provincial va tras los pasos del jefe comunal de Zárate, pues este distrito es el pago chico de Sergio Berni. Dos hechos recientes demuestran este interés. 
Primero, Berni cayó de sorpresa en una comisaría de Zárate presentándose (irreconocible con un barbijo) como un vecino y pidiendo hablar con el comisario, tras un crimen. Por otro lado, ayer se lo pudo ver esperando furioso en la puerta de un centro de monitoreo de esa ciudad porque no lo dejaban ingresar, luego de presenciar un intento de robo. 
“Evidentemente en Zárate, si no es un negocio inmobiliario, no parece importar. Al intendente no parece importarle ni la salud, ni la educación, ni la seguridad. Es una vergüenza”, estalló el ministro.