https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En plena crisis, Kicillof gasta 1.5 millones en espiar medios digitales

Luego de gastar 3 millones de pesos en café y cucharitas, el titular de ARBA ordenó el pago de una suma insólita para analizar la audiencia de diferentes medios. La medida habría sido tomada por pedido directo del gobernador Axel Kicillof.

La provincia de Buenos Aires enfrenta una de las crisis de deuda más acuciantes de su historia. Maniobrando para evitar un casi seguro default, el gobierno de Axel Kicillof se enfrentará en las próximas horas a un vencimiento de 110 millones de dólares que se asoma como una montaña demasiado elevada para trepar sin ayuda.
En este contexto, el gobernador solicitó un trabajo coordinado con la Nación, bajo el lema “el futuro de la provincia es el futuro del país”. Además, solicitó el apoyo de los 135 intendentes bonaerenses, quienes manifestaron su respaldo en un comunicado conjunto.
El escenario no podría ser peor. La pandemia del coronavirus provocó la publicación de un decreto estableciendo una estricta cuarentena que paralizó la actividad económica de la provincia desde el 19 de abril a la fecha. La apertura, hasta el momento, viene siendo gradual y se duda de la forma en la que se reactivarán las actividades. A modo de ejemplo, resulta inverosímil pensar que la gente acuda en grupo a comer a un restaurante, incluso contando con el permiso del gobierno.
La situación llama a la austeridad absoluta, orden que efectivamente emanó de los diferentes estratos de gobierno y que fue, en líneas generales, acatada por todos los organismos. La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), sin embargo, se ha mantenido como una preocupante excepción desde los inicios del aislamiento.
Recientemente, gastó 3 millones de pesos en café y cucharitas. La medida, innecesaria en cualquier contexto, resultó particularmente indignante en plena cuarentena, momento en el que el organismo funciona con guardias mínimas y aconseja comunicarse vía online.
Ahora, siguiendo la contratación número 383-0070-PAB20, el titular de ARBA, Cristian Girard, se lanzó a un gasto de 1.5 millones de pesos solo destinado en medir las audiencias de los diferentes medios digitales de la provincia de Buenos Aires. Según el presidente del organismo, la movida tiene como objetivo determinar cuáles medios recibirán pauta y cuáles no. A pesar de ello, es público que el organismo ya distribuyó varios millones en publicidad, con parámetros inciertos.
Más allá de que cualquier trabajador de prensa puede asesorar a Girard al respecto por una centésima parte de lo que gastará ARBA, llama la atención que la empresa que ganó la compulsa, la norteamericana Comscore, presentó una oferta que coincide a la perfección con el presupuesto estimado de la agencia de recaudación bonaerense: 1.523.640 pesos. Al parecer, la persona que confeccionó el pliego calculó el monto a gastar con una estimable puntería, o ya tenía información de antemano de parte de la empresa que resultaría ganadora.