https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Suben las bolsas apoyadas por los datos comerciales de China y ralentización del coronavirus | | CapitalBolsa

Las acciones europeas subieron el martes después de que los datos comerciales chinos fueran mejor de lo esperado y mientras algunos países tratan de reactivar sus economías levantando parte de las restricciones destinadas a contener la pandemia de coronavirus. El Euro Stoxx 50 recupera un 0,97% y el Ibex 35 un 0,54% a 7.108,6.
Los analistas dijeron que la amenaza de una recesión mucho más profunda y prolongada estaba comenzando a disiparse a medida que los nuevos casos de coronavirus disminuían en las principales economías y una serie de medidas de estímulo monetario y fiscal entraron en vigencia a nivel mundial.
Las acciones españolas subieron después de que algunas empresas reabrieran sus puertas, aunque las tiendas, bares y espacios públicos permanecerían cerrados hasta al menos hasta el 26 de abril. "Aunque una mayor desaceleración en la propagación de la pandemia puede mejorar el sentimiento, aún somos reacios a confiar en una recuperación duradera, y preferimos tomar las cosas día a día ", dijo Charalambos Pissouros, analista de JFD Group.
El sentimiento del mercado fue impulsado por datos que muestran que las exportaciones de China cayeron solo un 6.6% en marzo respecto al año anterior, menos que la caída esperada del 14%. Las importaciones cayeron un 0.9% en comparación con las expectativas de una caída del 9.5%.
Las subidas en Europa elevaron al índice MSCI All-Country World, que rastrea las acciones de 49 países, un 0,5%.
Las acciones chinas ganaron, con el índice blue chip subiendo un 1,2%. Las acciones australianas avanzaron un 1,7% y las japonesas Nikkei un 2,8%. El Hang Seng de Hong Kong subió un 0.9%.
El índice más amplio del MSCI de acciones de Asia-Pacífico, excluido Japón, aumentó un 1,3% a su nivel más alto en un mes, un 20% por encima del mínimo de cuatro años del 19 de marzo.
Los inversores ahora están analizando la disminución de las restricciones relacionadas con el virus en algunas regiones para obtener nuevas señales de trading.
En Europa, miles de tiendas en Austria se reabrieron el martes. España registró su aumento diario proporcional más pequeño en el número de muertes y nuevas infecciones desde principios de marzo y permitió que algunas empresas volvieran a trabajar el lunes.
En Estados Unidos, que registró el mayor número de víctimas del virus en el mundo, el presidente Donald Trump dijo el lunes que su administración estaba cerca de completar un plan para reabrir la economía estadounidense. Sin embargo, algunos gobernadores estatales dicen que la decisión de reiniciar los negocios recae en ellos.
Los índices de Wall Street terminaron mixtos el lunes. El Dow y el S&P 500 cayeron, pero una ganancia del 6.2% en las acciones de Amazon ayudó al Nasdaq a terminar al alza.
"El retroceso en la renta variable estadounidense no debería sorprender a la luz de la recuperación histórica de la semana pasada", dijo Mark Haefele, director de inversiones de UBS Wealth Management, señalando que el S&P 500 se había anotado su mejor semana desde 1974.
"El sentimiento zigzagueará hasta que haya más claridad sobre las medidas formales para reabrir las principales economías. En términos más generales, a pesar de que los mercados globales se han recuperado, es difícil decir con certeza si se ha alcanzado el suelo".
Los precios del petróleo bajaron, y los inversores aparentemente no estaban convencidos de que los recortes récord en el suministro pronto pudieran equilibrar los mercados golpeados por la pandemia del coronavirus, aunque una caída prevista en la producción de esquisto de EE.UU. proporcionó cierto apoyo.
Los futuros del petróleo se dejan un 4%.
En el mercado de divisas, el dólar extendió las pérdidas tras el nuevo programa de préstamos masivos de la Reserva Federal de los EE.UU. Se debilitó contra el yen japonés a 107.7.