https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Jorge Brito: “Aunque sea un riesgo, hay que empezar a abrir la economía”


En simultáneo por CNN en Español y CNN Radio, Jorge Brito -presidente del Banco Macro- conversó con Nacho Girón en el programa CNN Primera Mañana. Resaltó la necesidad de poner en funcionamiento en breve a más sectores de la economía reconociendo que hay un riesgo sanitario, habló de la renegociación de la deuda y el movimiento del dólar, y reconoció que el viernes “nefasto” de los bancos fue por lo inédito de la situación y también por la falta de uso de dinero electrónico en la Argentina, asociado a la informalidad de la economía.
.




Los textuales más importantes:

Sobre el futuro económico de la Argentina en el contexto coronavirus:
“Creo que a la pandemia seguramente le vamos a ganar, pero cuanto antes pongamos en marcha la economía, sin dejar de lado las cuestiones sanitarias, el daño a la economía va a ser menor. Todas las economías del mundo van a estar más o menos dañadas. A la Argentina tenemos que pensar que es un país que venía con una economía muy dañada. Macri dejó la Argentina en una pésima situación económica. Este gobierno empezó a tratar de poner en funcionamiento básicamente el mercado interno y nos encontramos con esta desgracia internacional. Claramente es algo que encontramos. La Argentina tiene muchas y muchas crisis económicas, siempre responsabilidad de Argentina. En este caso no es responsabilidad nuestra.”

¿Está de acuerdo en cómo en gobierno argentino ha atacado la pandemia?
“Desconozco el tema sanitario, tengo la sensación por lo que leo, por los índices y demás, que fue muy bien atacado y uno ve a un presidente al frente de un problema compenetrado en tratar de solucionarlo. Lo que sí puedo decir es que la población en general tiene la sensación de tener un presidente al frente del problema, cosa que a todos nos gusta cuando vemos a un presidente comprometido con un problema. Tenemos que pasar a la segunda fase. Siempre cuando la situación que tenemos es cómoda, no digo que esta sea cómoda, pero si es cómoda la situación política o vemos al presidente que tiene 82% de imagen positiva en muchas encuestas, acá hay que tomar un riesgo que es empezar a abrir la economía. Yo entiendo que es un riesgo, la vida es riesgo, pero hay que empezar a abrir la economía. Si no hacemos eso, los costos que va a haber a futuro son muy grandes. Porque más allá de que el problema está en el mundo Argentina viene de una mala situación, es un país que tiene un nivel de pobreza muy alta, tenemos que pensar en todo lo que es el conurbano que no tiene cloacas, que no tiene agua. Todo eso en algún momento, si no empezamos a buscar una salida, podemos tener problemas serios vinculados con la economía. Hay mucha gente que está en la informalidad, esto no pasa en muchos países del mundo. El 40% de los trabajadores trabajan en la informalidad: no sale a trabajar, no cobra. Eso lo tenemos que tener en cuenta.”

Sobre la caída del PBI:
“Nos tenemos que preocupar y mucho. Y esa caída del 5% que están pronosticando todos los economistas, yo creo que ese 5% si no seguimos cayendo. Hoy más o menos tenemos el 25% de la economía en funcionamiento, o sea que el otro 75% no funciona. Tenemos estos diez días que nos quedan para levantar la cuarentena pensar cómo vamos a hacer para que todos nuestros sectores empiecen a funcionar. Porque tenemos más o menos en todos los países el 70% del consumo de la producción es local y el 30% es exportación, más o menos. Exportación va a ser más difícil para cualquier país. Ya Estados Unidos antes de la crisis estaba cerrando su economía, protegiendo la producción propia. Imaginemos lo que va a ser después de esto. Si necesitamos exportaciones y el mercado interno no hay consumo por agentes naturales no hay consumo, la situación va a ser complicada. Por eso hay ue generar rápidamente la vuelta. Y yo creo que si realmente empezamos el 27 de abril a funcionar la economía la Argentina puede salir hasta fortalecida de la situación.”

Sobre el comportamiento de la cotización del dólar:
“Esto es muy simple: miremos la Argentina para atrás, miremos todas las crisis donde uno tiene un mercado de cambio desdoblado como está el mercado de cambio hoy, y claramente ante situaciones tenemos por un lado la renegociación de la deuda externa, que la posición argentina es muy dura en cuanto a lo que le ofrece a los acreedores. Y lo comparto esa dureza porque creo que lo que está buscando la Argentina es una vez hacer una oferta que sea pagable, no hacer una oferta para que la acepten y después dentro de dos años vemos qué hacemos. Esa oferta, que es dura, nos va a llevar a una negociación dura también. Yo no creo que entremos en default, pero se puede terminar en default. Entonces es una de las causas que la gente compra dólares por ese temor. Cualquier número cuando pasa el 50% es preocupante porque empieza a traer remarcaciones y cosas que la gente se asusta. Presiona un poco la inflación, no es bueno. Lo importante que tenemos que tener en cuenta es que tener un mercado desdoblado nos asegura que la Argentina va a tener los dólares necesarios para pagar y comprar todo el mercado comercial, que todo lo que necesitamos para producir lo podemos tener. Eso es muy importante. Cuando la Argentina tuvo picos, tuvo dos hiperinflaciones, fue porque el Banco Central se quedó sin dólares. Quedémonos tranquilos que la Argentina, con el mercado desdoblado no va a entrar en hiperinflación. El 110 no es bueno, es malo.”

Cómo será el funcionamiento de los bancos en el futuro cercano en la Argentina:
“Lo que pasó el viernes pasado fue una cosa muy mala para toda la sociedad. No quiero decir que seamos los responsables de esto, pero sí tenemos un porcentaje de responsabilidad. Estimamos que 70% de la gente que fue a los bancos no tendría que haber ido, pues no tenía que cobrar. Con lo cual es muy difícil, cuando uno abre de un día para el otro, la gente va por las dudas a ver si puede hacerlo. A partir de lo que pasó, se les dio números. Lamentablemente uno está frete a algo que desconoce entonces no sabe cómo organizar lo que no se conoce. Ahora se organizó y afortunadamente a partir de ese viernes nefasto los bancos hemos puesto turnos. Además, hasta sobran turnos. Va a seguir funcionando así. Los bancos siempre queremos que la gente se mueva en forma remota o por los cajeros automáticos, lo que pasa que lamentablemente hay gente a la que le gusta ir al banco y no hay forma de cambiarla. Nosotros permanentemente, nosotros estamos trabajando con los jubilados desde el año 98 que empezaron los pagos y es muy difícil. Hemos bancarizado al 100%, pero que efectivamente usan las tarjetas es el 75%. Y no es que no lo queramos hacer. Pero hay usos y costumbres difíciles de cambiar. Esto va a ayudar a que la gente que no utilizaba la tarjeta la empiece a utilizar. Y después tenemos una gran parte de nuestra economía informal, con lo que mucha gente va al banco porque necesita la plata para pagar en un negocio porque no tiene Posnet para cobrar, cuando en otros países del mundo no hace falta efectivo, todo se mueve en dinero electrónico. Y esto lo tenemos que lograr en la Argentina.”