https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

IATA NO REEMBOLSARA 35 MIL MILLONES DE DOLARES A LAS AGENCIAS DE VIAJE. CRUJE LA INDUSTRIA

Por medio de una carta dirigida a las agencias de viaje, IATA dio a conocer su decisión en el marco de la crisis por la PANDEMIA COVID-19. En casi todo el mundo las transportadoras están obligadas a devolver el dinero por pasaje no volado y por el medio de pago que fue adquirido.
Tal como revelara https://argentina.ladevi.info/flexibilidad-todo-pero-devoluciones-ni-hablar-n20988 la IATA ingreso en una etapa de default con los agentes de viaje a quienes no les abonara los correspondientes reembolsos de pasajes vendidos por un valor de 35.000 millones USD
De manera oficial IATA en su carta explicó, “la industria global de aerolíneas está atravesando su crisis más grave. La pandemia por el COVID19 y las medidas de los Gobiernos para evitar su expansión, como el cierre de fronteras y la restricción de los viajes aéreos, han paralizado la industria del transporte aéreo. Un tercio de la flota mundial está en tierra y estimamos una caída de ingresos por venta de billetes en un 44% respecto a 2019.”
Lo que hizo, hace y hará mucho ruido en la industria es que IATA comunica e implementa esta decisión a los agentes de viaje de manera compulsiva, dado que se contempla la posibilidad eventual de re embolsos con otros medios de pago pero a esa instancia se debe llegar por otras vías y medios, en un marco de consenso.
En su comunicado IATA detalla “como responsable de los sistemas de liquidación financiera de la industria, que en circunstancias normales procesa pagos por valor de más de 1 250 millones de USD diariamente, IATA tiene la gran responsabilidad de mantener la seguridad e integridad de estos instrumentos en un momento en el que se gasta más efectivo del que se genera. Para los agentes de viajes, esto significa aplazar los pagos, sin penalización. Si bien los periodos de pago se mantienen de acuerdo al calendario del BSP, estamos adoptando una postura flexible y las cifras lo confirman, como se desprende de una tasa de impagos que a fecha de hoy es inferior respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, a pesar de las tensiones sobre el sistema en 2020.”
La carta de IATA también detalla con claridad los siguientes puntos “nuestra industria está atravesando una crisis de liquidez muy grave. La mayoría de las aerolíneas están empleando más efectivo en reembolsar el dinero a los pasajeros que el que reciben por la venta de billetes. La última previsión de IATA sitúa la deuda de la industria en este concepto en 35 000 millones USD. En este contexto, las aerolíneas necesitan mantener la liquidez que les queda para pagar salarios y hacer frente a los costes fijos. Es prácticamente imposible encontrar la financiación que necesita la industria para mantener activa la cadena de valor de los viajes aéreos, en el poco tiempo que les queda a las aerolíneas antes de anunciar su quiebra.”
El estallido de conflicto se produjo ayer. Lo que nadie puede predecir es hasta donde y de qué manera llegara su onda expansiva.
Compartimos la carta de IATA

aviación en argentina