BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El ministro de Finanzas británico advierte que la economía podría contraerse un 30%, según dice la prensa

El ministro de Finanzas británico ha dicho a sus colegas de Gobierno que la economía del Reino Unido podría contraerse hasta en un 30% este trimestre debido al brote de coronavirus, según informó un periódico del país, en un momento en que el creciente número de muertes dejaba pocas esperanzas de que las restricciones se vayan a levantar pronto.
El número de muertes por COVID-19 registradas en los hospitales de todo el Reino Unido ha superado las 10.000. Un asesor científico del Gobierno británico ha dicho que el país corre el riesgo de convertirse en el más afectado por la pandemia de toda Europa.
El Ejecutivo ha tenido que salir en defensa de su respuesta al brote tras haber recibido quejas por la insuficiencia de test disponibles y de equipo de protección para el personal sanitario, así como ante las dudas sobre si el primer ministro Boris Johnson fue demasiado lento a la hora de imponer el confinamiento en el país.
Johnson seguía recuperándose el lunes de la enfermedad en su casa de campo tras haber salido del hospital el día anterior, sin que todavía esté claro cuándo volverá al trabajo.
En un mensaje de vídeo de corte marcadamente personal publicado en la red social Twitter poco después de recibir el alta del Hospital St Thomas, donde estuvo ingresado una semana, incluidas tres noches en la unidad de cuidados intensivos, Johnson dijo que "las cosas podrían haber salido de cualquier manera" para él.
Agradeció a la ciudadanía por respetar las estrictas medidas de distanciamiento social, afirmando que sus esfuerzos valen la pena y que habían creado un "escudo humano" alrededor del servicio de salud estatal al reducir la propagación del nuevo coronavirus.
Si bien abundaron las muestras de simpatía generalizada hacia Johnson a lo largo de todo el espectro político con respecto a su enfermedad, el tono optimista de su mensaje no pudo disimular la gravedad de las opciones a las que se debe enfrentar su Gobierno mientras se mantiene fuera de su oficina.
Con el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, como su sustituto, pero sin la plena autoridad de un primer ministro, el Gobierno británico ha tenido que tomar complicadas decisiones entre las necesidades sanitarias y las económicas, con cuestiones nacionales de índole moral en juego.
El periódico The Times publicó que Rishi Sunak, el ministro de Finanzas, ha informado a sus colegas de Gobierno sobre la posibilidad de que el producto interior bruto (PIB) se reduzca entre un 25 y un 30 por ciento entre abril y junio.
Un portavoz del Tesoro británico se negó a comentar esta información.
Citando a ministros sin identificar, el Times informó que Sunak y otros miembros del Gobierno de Reino Unido están presionando para que se relajen las medidas de distanciamiento social por el bien de la economía, mientras que otros se resisten debido al riesgo de agravar el brote de coronavirus.
Esta semana está previsto que se realice una revisión de las medidas actuales, que han estado en vigor desde el 23 de marzo. La previsión es que el Gobierno las amplíe.



reuters