https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Merval no siguió los mercados mundiales

Los índices de Estados Unidos vuelven a retroceder y caen un 4%, ante el temor de que la pandemia empuje a la economía mundial a una profunda recesión. Algunas empresas dieron a conocer los primeros balances trimestrales donde se comienzan a vislumbrar los efectos del COVID-19 en los negocios de las compañías. Con el cierre de ayer Wall Street cerró el peor desplome trimestral del Dow Jones desde 1987, la advertencia del presidente Trump sobre dos próximas semanas difíciles afectó de manera negativa los ánimos de los inversores, especialmente de los más adversos al riesgo. A pesar que la Unión Europea haya puesto en marcha un plan para asegurar el empleo en las regiones más castigadas por el coronavirus, como España o Italia, los principales índices europeos registraron bajas promedios del 2,5%.
El petróleo rebotó en el dia de ayer ante las noticias que apuntaban a conversaciones entre Trump y Putin para volver a caer en la jornada de hoy un 2,6%, EEUU necesita los precios en niveles de 45-50 dólares para extraer de forma rentable. El desplome del petróleo comenzó el mes pasado cuando la OPEP, liderada por Arabia Saudita, planteó un recorte de producción para enfrentar el impacto en la demanda del coronavirus. Ante la negativa de Rusia de cooperar Arabia Saudita aumentó la producción lo que provocaron el hundimiento del precio del crudo.
En cuanto a nuestro Merval, a contramano del mundo, avanzó en el dia de hoy un 3,5%. Más de tres cuartos de los activos del panel líder tuvieron variaciones positivas, entre ellos podemos destacar a PAMP con un 7,8%, luego de dar a conocer un hecho relevante donde informaba la recompra de ON, TGSU2 (+8,6%) e YPF(+6,1%).

La renta fija local experimentó una recuperación luego la reunión del día de ayer entre el Ministro de Economía con la prensa y donde este expresó que primero se presentará una oferta a los tenedores de bonos que estén amparados bajo ley extranjera, y luego con los de ley local pero siguiendo la misma línea en lo que se ofrezca. El último acreedor en arreglar sería el FMI ya que el gobierno tiene pensado refinanciar sus deudas con el organismo internacional de crédito mediante el acceso a un nuevo programa, pero las consultas sobre el artículo IV se encuentran suspendidas momentáneamente debido al Covid-19 y este es un paso previo para acceder a un nuevo programa. Por otro lado, el ministro expresó que durante dos semanas habrá diálogos con los bonistas para poder terminar de delinear lo oferta. Si bien se corrieron las fechas del cronograma inicial por obvias razones, el objetivo del gobierno es finalizar con este tema lo antes posible. Finalmente, en la conferencia el titular del Ministerio de Economía no descartó que puedan emitirse instrumentos cuyos pagos dependen de la tasa del crecimiento del país.
Los bonos pagaderos en pesos también experimentaron fuertes alzas de hasta 5%.

El tipo de cambio mayorista sigue avanzando a paso firme, el día de hoy marcó un 0,1% de suba. Por otro lado, el dólar oficial no se movió, luego de haber sufrido un alza importante el día lunes. Los tipos de cambios operados mediante el mercado también subieron y de a poco siguen avanzando y acercándose a los valores en los que cotizaban unos días atrás. El MEP creció un 2,2% y ya acumula un 21,3% de aumento en el año. Mientras tanto, el CCL avanzó un 1,52 y acumula un crecimiento de 18,2% en el año.
El Riesgo País logró quebrar los 4.000 puntos y la medición para el país se encuentra en los 3.961 puntos luego de haber retrocedido dos días seguidos.

Norteamérica vuelve a caer, el COVID-19 sigue afectando el ánimo de los inversores, el petróleo no muestra un piso firme mientras que en el mercado local nos encontramos a la espera de noticias de la deuda mientras ya que el cronograma planteado por el Ministerio de Economía no fue cumplido por razones de fuerza mayor. ¿Finalizó el rebote? No intentemos adivinar pisos ni hacia dónde va el mercado, acompañemos sus movimientos.





Ariel Guzmán
Analista

RAVA