https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El imperio de la deuda: "Un tsunami que nos va a tragar a todos"

En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy explican cómo la economía ha hipotecado un futuro que ya ha llegado: casi un tercio de los inquilinos no pagó el alquiler el 1 de abril y el 30% de las hipotecas tal vez se incumplan, por lo que habría que rescatar de nuevo a Fannie Mae y Freddie Mac, ya rescatados en el 2008 por 238.000 millones de dólares. En la segunda parte Max entrevista a Lina Seiche, directora de mercadotecnia de BTSE.com, sobre el bitcóin, la privacidad y la Liquid Network.


Max Keiser y Stacy Herbert abordan el tema de las hipotecas y la deuda que, en su opinión, varias generaciones "llevan a sus espaldas" de la mano de los banqueros y la clase rentista y que ya están dando sus frutos.
La presentadora explica que la actual emisión de moneda busca sostener la "estafa Ponzi de la deuda" y es por ello que existe una brecha salarial entre clases sociales y entre una generación y otra. "Nos obligan a hipotecar el futuro. Los responsables de mantener en pie la estafa Ponzi no pueden hacerlo por sí mismos", añade.
Ahora que la economía global empezó a frenar y en muchas partes todo el mundo se ha quedado sin trabajo, un tercio de las personas podría no estar en la capacidad de pagar sus alquileres o hipotecas. Esta eventualidad sería como "abrir un gran agujero a los pies de esta enorme estafa Ponzi", explica Max.
Se prevé que 15 millones de propietarios no paguen su hipoteca. Casi la mitad de esas hipotecas en Estados Unidos están suscritas con las empresas financieras Fannie Mae y Freddie Mac —financiadas por el Gobierno estadounidense, que fueron el origen y causa de la crisis del 2008— las cuales podrían pedir un nuevo rescate si el confinamiento se entiende en los próximos meses.

"Tsunami de deuda"

El Gobierno de EE.UU. actualmente está a cargo del 90 % de los préstamos estudiantiles y del 70 % de los gastos sanitarios de todo el país, encaminándose a financiar el 100 % de esos gastos. "El banco central pasaría en ese contexto a poseer el sistema sanitario y el educativo, además del mercado hipotecario (...) Eso nos da como resultado unos 20 billones de dólares de deuda", destaca Keiser.
Los bancos están emitiendo cientos de miles de millones de dólares para "tapar los agujeros que le salen a un tsunami de deuda que nos va a tragar a todos", agrega Stacy. No obstante, los emisores de moneda están al máximo y alguien tiene que pagar por ello. "Los emisores de moneda están a tope, es una realidad, y alguien va a pagar el pato, y las generaciones venideras tienen todas las papeletas", subraya.
"Cada vez es más difícil que pensemos que el imperio de la deuda va a poder sostenerse emitiendo más moneda. Lo vemos cada día en lo que ellos llaman paquetes de incentivos económicos y rescates. Las medidas no se vigilan y el dinero va a parar a no se sabe quién: a Wall Street, a directores generales, a grupos de presión. No tenemos ni idea de lo que pasa", concluye Max.


rt