https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Corrección mundial

El día de hoy se vieron bajas generalizadas en los mercados mundiales. Las bajas en los índices más representativos de Estados Unidos se vieron afectados principalmente por la baja del 8,7% de las ventas minoristas en el mes de marzo. Esta variación negativa se debe al aislamiento en el que se encuentra la población americana y del mundo, no sorprende que los comercios que venden alimentos y las farmacias no hayan sufrido la caída ya que son de los pocos comercios que se encuentran realizando sus actividades normalmente. Por otro lado, hubo nuevas presentaciones de estados contables trimestrales. Goldman Sachs y Bank of America mostraron ganancias menores a las estimadas debido a excesos en las previsiones de incobrables mientras que las ganancias del Citi estuvieron en línea con lo esperado. El exceso en las previsiones es una medida preventiva que tomaron los bancos debido a que el parate productivo generará que muchos deudores no puedan generar fondos para pagar sus créditos y por lo tanto se espera un aumento de la incobrabilidad.
Por su parte los mercados europeos, siguen cayendo ya que todavía los precios no asimilaron completamente las fuertes caídas en los PBI de las economías que pertenecen a la eurozona. Mientras tanto, el Banco Central Europeo autoriza la reducción de reservas de capital requeridas a los bancos europeos para fomentar el crédito y también para hacerle frente a las pérdidas experimentadas por los bancos debido al aumento de la incobrabilidad. Sumado a esto, declaraciones de funcionarios del BCE siguen expresando que la entidad supranacional está preparada para seguir tomando medidas expansivas para hacerle frente a las consecuencias económicas de la pandemia.
Los mercados asiáticos, también experimentaron bajas debido a nuevos brotes del virus en países como China, Japón y Singapur. Por lo tanto, los rumores sobre la reactivación progresiva de la economía del gigante asiático parecen cada vez más lejanos.
En lo que respecta al mercado local, el Merval operó a contramano del mundo y creció un 4%. Sin embargo estos aumentos no se deben a una mejora en las condiciones del país sino a un aumento del CCL que hace que las acciones locales se arbitren con los ADR. El sector financiero experimentó un fuerte aumento luego de la mitad de la rueda y marcó aumentos de hasta 8%. CEPU y TGN fueron los únicos papeles del panel principal que vieron bajar levemente sus cotizaciones.

Los principales bonos en dólares cotizaron mixtos debido a la incertidumbre que hay en el mercado sobre la inminente oferta para volver sustentable la deuda. Entre hoy y mañana se haría pública la información pero no hay información precisa al momento. Por el momento no hay otro factor que esté afectando al precio de los bonos que no sea la expectativa sobre la oferta, por lo que hasta que se cierre esa fuente de incertidumbre los precios de los bonos seguirán inestables sobre los valores actuales. La renta fija en pesos experimentó aumentos de hasta 17% debido a que por el momento la deuda en moneda local se seguiría pagando. El TC20 fue el bono que más subió ya que se descuenta en gran parte su pago luego de un canje exitoso en donde se rolleó el 89% de la emisión en donde no solo entró el sector público sino también inversores institucionales. De esta manera el valor que debería pagar el gobierno el 28 de abril no parece ser imposible de afrontar.
Por otro lado, el G20 se suma al Banco Mundial y al FMI en el compromiso de suspender temporalmente los pagos de deuda de los países más pobres hasta finales del 2020 con el objetivo de mantener la mayor estabilidad posible de estos países y que con una preocupación menos puedan direccionar esos flujos de fondos a la lucha contra la pandemia. Sumado a esta decisión también se dirigió a los acreedores privados y les pidió que tomen una actitud similar a los organismos internacionales.

En la tarde de hoy el INDEC dio a conocer el IPC (Índice de Precios al Consumidor) de marzo con una variación del 3,3% con respecto al mes de febrero, pese a que la pandemia del COVID-19 alteró el normal desarrollo del relevamiento de datos. El sector que mayor subas de precios registró fue el de la Educación con un 17% y esto fue debido a la actualización de cuotas de los diferentes niveles de enseñanza. Otro sector con importantes subas fue el de Comunicación, un 8%, por los aumentos en telefonía fija y de celular aunque se retrotrajeron en los últimos días del mes lo que redujo su incidencia.
El tipo de cambio mayorista volvió a avanzar un 0,2% y el banco central sigue concediendo avances limitados en este tipo de cambio. SIn embargo, todas las miradas siguen situándose en los tipos de cambio operados mediante la bolsa. La incertidumbre sobre lo que pasará con la deuda genera en los inversores sentimientos de temor y por lo tanto buscan refugio en el dólar. Sin embargo si lo comparamos con los días anteriores el CCL y el MEP subieron relativamente poco. El día de hoy el contado con liquidación aumentó 1,3% y se encuentra cotizando en $108,79 y el MEP creció 1,9% y cerró la jornada en $108,32 y se encuentran en niveles menores a los $114 que tocaron el día de ayer.
El Riesgo País sigue reflejando la volatilidad del mercado en general y las próximas definiciones del gobierno frente a la deuda. El día de hoy la medición aumentó 5% y volvió a superar los 4.000 puntos, mientras que en los dos días anteriores se había encontrado por debajo de este valor.

Los mercados siguen transitando un camino errático, los inversores siguen viendo las curvas de contagio de los diversos países y se encuentran atentos a los posibles rebrotes. Varios países se encontraban analizando la posibilidad de relajar las condiciones de aislamiento y la OMS recomendó tomar estas acciones de manera progresiva y en intervalos de 14 días. Esto sigue la lógica de evitar que la curva vuelva a empinarse pero también atenta contra la reactivación económica. Es importante seguir el trade-off que hace cada gobierno sobre estas dos situaciones para poder tomar decisiones de inversión en consecuencia de ellas. En el mercado local, la incertidumbre y el aislamiento le generó más ansiedad a los inversores que se encuentran desorientados sobre cómo se desenvolverá todo. Esto hace que tomen decisiones de inversión apresuradas por lo que migrar a instrumentos más conservadores es la mejor manera de preservarse.




Joaquín Candia
Analista


RAVA