https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Coronavirus: Grifols quiere tener disponible un tratamiento en julio

Grifols (MC:GRLS) sigue dando pasos en su investigación para desarrollar un tratamiento contra el coronavirus. Recientemente, estableció un acuerdo de colaboración con la U.S. Food and Drug Administration (FDA, por sus siglas en inglés), la autoridad estadounidense de Desarrollo e Investigación Biomédica Avanzada (BARDA) y otros organismos federales de salud norteamericanos para recoger plasma de pacientes recuperados (plasma convaleciente), procesarlo y producir inmunoglobulinas hiperinmunes anti-SARS-CoV-2, así como para el desarrollo de los estudios preclínicos y clínicos necesarios para determinar la eficacia de la terapia para tratar la COVID-19.
En paralelo, la compañía también colabora con las autoridades sanitarias en España y Alemania para poner en marcha diversos estudios clínicos que permitan la utilización de plasma convaleciente inactivado como potencial tratamiento, así como la utilización de otras proteínas plasmáticas, como inmunoglobulina o alfa-1, para tratar a los pacientes con COVID-19.
“La experiencia y el conocimiento desarrollado por Grifols a lo largo de su historia en emergencias sanitarias como la del ébola le permiten ser la primera compañía en iniciar el desarrollo de una inmunoglobulina hiperinmune contra el SARS-CoV-2, que podría estar disponible a mediados de julio”.
Así lo ha comunicado hoy Grifols, el día en el que ha presentado resultados. La firma ha acelerado el desarrollo de una prueba diagnóstica específica de alta sensibilidad que permite la detección del virus SARS-CoV-2 basada en su tecnología de Amplificación Mediada por Transcripción (TMA, por sus siglas en inglés).
“TMA es una técnica ampliamente extendida y utilizada capaz de detectar el ARN del virus con una sensibilidad equivalente o incluso superior a la de las técnicas basadas en PCR (reacción en cadena de la polimerasa)”, explica la compañía.
La tecnología TMA es habitual en los centros de transfusión, bancos de sangre y centros de donación de plasma de todo el mundo porque, además de una elevada sensibilidad analítica, se adapta a grandes volúmenes de muestras de forma automatizada.
Los primeros lotes están en proceso de fabricación y se prevé que estén listo a principios de mayo.
“Grifols está realizando todos los esfuerzos necesarios para poder ponerlos al servicio de las autoridades sanitarias”, concluye la firma.



investing