https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

STOP: se frena el financiamiento a privados en pesos

En enero, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó un nivel de $ 1.878.514 millones, representando una suba en los últimos 365 días de $ 319.793 millones, equivalente a un aumento del 20,5% anual. En los últimos 90 días, el total de préstamos al sector privado ha crecido tan solo un 5%. Durante el último mes, enero 2020, el crecimiento ha sido de apenas $ 8.119 millones lo que representa un 0,4%, queda más que claro que el año aún no comienza para el sistema financiero. 
A continuación desglosamos las principales líneas de préstamos, las cuales presentan notables diferencias entre sí en su comportamiento.
La línea de préstamos personales presenta una leve recuperación respecto al mes anterior, arrojando un alza de 0,9%. El saldo subió a $ 401.852 millones para el total acumulado, presentando un decrecimiento interanual en términos nominales del 4,1%, contra los $ 419.032 millones al cierre del mismo mes del año anterior. “La suba del mes de enero rompió la racha luego de 8 meses consecutivos en descenso de esta línea de créditos. La lenta baja de tasas activas puede estar impulsando la demanda de este tipo de préstamos, y los nuevos planes de colocación de la liquidez sobrante en los Bancos elige este sector como el preferido para la recuperación del crédito privado”, aseguro Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.
Las operaciones con tarjetas de crédito arrojaron un saldo de $597.918 millones, lo cual significa un aumento del 4,4% respecto al cierre del mes pasado. El crecimiento interanual llegó al 52,1%, estando muy cercano a la inflación. Este segmento del mercado explica gran parte de la variación trimestral del total de préstamos, incrementándose en los últimos tres meses por un total acumulado del orden de los $ 81.845 millones, equivalentes a una suba del 16%. “Durante el último mes, el crecimiento fue del orden de los $ 25.399 millones equivalentes al 4,4%. Si bien estamos en la época del año donde este instrumento financiero se utiliza con más frecuencia por las vacaciones, hay que destacar que el mismo viene creciendo desde mediados del año pasado, acompañando las subas de los índices de precios”, explicó Barbero.
Los créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, marcaron un leve retroceso con respecto al stock de $ 215.207 millones del mes anterior, acumulando un saldo total al cierre de $ 214.279 millones y un crecimiento interanual del 1,4%. “El BCRA ha decidido descongelar las cuotas de los créditos UVA vigentes, repartiendo a lo largo de todo el 2020 el aumento que se había postergado en los últimos meses. En la medida que los usuarios aprecien positivamente estas medidas, habrá posibilidades de reactivar los otorgamientos de préstamos hipotecarios”, continuó Barbero.
La línea de créditos prendarios presenta un saldo de la cartera de $ 76.462 millones, evidenciando un retroceso del 18,4% versus la cartera a fines del mismo mes de 2018 de $ 93.726 millones. La variación con respecto al saldo del mes anterior marcó una caída del 2,7%, acentuando la tendencia evidenciada el último año. “Un mes flojo en patentamientos auguraba pocas posibilidades de crecimiento en esta línea, la cual viene retrocediendo en términos nominales desde hace más de 12 meses”.
Finalizando las líneas en pesos, los préstamos comerciales han experimentado una baja con relación al saldo que se observó el mes pasado: la misma fue del 3,3%, ubicándola con un stock de cartera de $ 493.246. La variación interanual presenta un incremento del 34%. “En el último trimestre observamos un crecimiento del 1% de la cartera comercial. La oferta y la demanda de préstamos se mantienen a la expectativa de mayores señales de las nuevas autoridades, la baja de tasas ha sido bien recibida por los usuarios de servicios financieros, pero esperan que la misma se mantenga y se consolide para encarar nuevos proyectos a financiar”, comentó Barbero.

En cuanto a los préstamos en dólares, respecto del mes pasado han tenido una caída del 3,9%, presentando una disminución interanual del 36,8%. “Las nuevas restricciones de acceso al mercado cambiario han contribuido a que la baja en estas operaciones se profundice, sumando su sexta caída mensual consecutiva”. El 75,15% del total de la deuda en moneda extranjera sigue siendo la línea de comerciales, durante los últimos meses hemos observado un traslado de los préstamos en dólares hacia operaciones nominadas en pesos debido a la baja de los recursos en moneda extranjera en poder de los Bancos.
La línea de hipotecarios, sigue presentando un crecimiento interanual de 1,9%, aunque en los últimos 3 meses el saldo ha caído 4%. De todas formas, es una línea que solo representa el 3,78% de la deuda total en dólares.
Las tarjetas de crédito registraron una profunda baja en relación al mes anterior del 13,4%, llevando a una caída interanual del 45,6%. “Las nuevas disposiciones, como el impuesto del 30% a los consumos en el exterior, han impactado fuertemente en este tipo de operaciones con una mayor cautela por parte de los consumidores a la hora de usar las tarjetas de crédito para gastos fuera del país”, finalizó Barbero.