https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La reestructuración “provocará frustraciones” entre los acreedores

El ministro Guzmán dijo que el país se encamina a “una reestructuración profunda” de la deuda y admitió que esa negociación “provocará frustraciones” entre los acreedores. Además, entre otros conceptos, indicó que “no es realista ni sostenible una reducción del déficit fiscal en 2020” y que el Gobierno “no está apuntando a eso”. De esta manera, el equilibrio fiscal se alcanzaría recién en 2023.
Su afirmación , coincide con la de los analistas y operadores del mercado, podrían marcar un escenario de nuevas caídas para la jornada de hoy. Para Gabriel Camaño, economista de Consultora Ledesma, se trató de “un discurso duro para los bonos”. Y argumentó que “puso la mayor parte de los esfuerzos para recuperar la sostenibilidad de la deuda en los recortes de capital, los recortes de cupón y el plazo de gracia” más que en un ajuste fiscal.
Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global, expresó: “No fue la mejor señal y seguramente los bonos y todo el mercado local estarán bajo presión mañana (por hoy). Pero esto recién empieza, es una negociación y habrá que ver en definitiva los números concretos de la propuesta y cuál es el valor de quita. Pero volvió a ser una presentación sin precisiones y lógicamente habrá presión sobre los activos locales”.
En lo que respecta a la jornada del martes, cabe destacar que los bonos soberanos en dólares crecieron entre 0,7% y 2,6% a lo largo de toda la curva, mientras que las mejoras entre los títulos en pesos fueron más marcadas. Entre estos últimos se destacaron las subas del AF20 y el A2M2 que finalizaron con subas respectivas del 20% y 9%.
El crecimiento de los títulos se dio luego de que el Gobierno prometiera que el AF20 sería el único bono reperfilado y que se se publicara en el Boletín Oficial que podrá ser canjeado por futuras licitaciones en pesos a su valor técnico. Pese a ello, Martínez Burzaco indicó: “No hay certezas de que los vencimientos futuros de bonos en pesos se paguen en tiempo y forma. Por lo tanto, el mercado de bonos en pesos de corto plazo se trasformó en mercado de alto riesgo”.
Ante la mejora de los bonos, el riesgo país se alejó de los 2000 puntos básicos. Cedió un 1,8% para situarse en 1961 unidades.
La renta variable, del S&P Merval recortó el martes una pequeña parte de la caída del martes y quedó a las puertas de la barrera de 40.000 puntos al crecer un modesto 0,28%, en una rueda que mostró a la mayoría de los papeles operando al alza. En Wall Street, en tanto, los ADR de las compañías locales se contagiaron de las mejoras de los índices de referencia y crecieron hasta 3,3% liderados por los papeles de Telecom.
Fuente: Cronista