https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Mucho trading, algo de reposicionamiento de cartera, pocas posiciones finales”

Moderados descensos al cierre de las bolsas europeas, en una sesión en la que los resultados empresariales en EE.UU. han sido el principal foco de atención del mercado. La jornada comenzaba con signo mixto en los mercados de valores asiáticos, y la sensación entre los inversores que la firma esta semana de la Fase I del acuerdo comercial entre EE.UU. Y China llevará las bolsas más arriba de los niveles actuales.
Las bolsas europeas abrían prácticamente planas, tal y como descontaban en preapertura. El volumen de contratación, como los días que llevamos de enero, está siendo muy modesto, y no se ven en el mercado grandes posiciones compradoras finalistas. “Mucho trading, algo de reposicionamiento de cartera, pocas posiciones finales”, nos comentaba un operador en apertura.
La principal referencia de la jornada la tendríamos por la tarde, con la publicación de los resultados de los bancos estadounidenses, por lo que la primera parte de la sesión fue bastante tranquila. Tras la primera hora de negociación el Eurostoxx 50 pedía un 0,41%, mientras que el Ibex 35 descendía un 0,53%. Estos porcentajes podrían parecer significativos sino fuera porque se han desarrollado como muy poca actividad. Las tomas de beneficio no encontraban contrapartida suficiente, y aun así, tampoco presionaban excesivamente a la baja, típico comportamiento de una corrección de un mercado alcista.
De hecho, a las dos horas de negociación el Eurostoxx 50 había anulado todos los descensos y cotizaba prácticamente plano. Así se mantendría hasta los resultados de los grandes bancos como decíamos anteriormente. Veamos cómo han sido sus cuentas:

Las bolsas europeas mantenían la atonía de toda la jornada tras la apertura de Wall Street, y se limitaba a consolidar los ligeros descensos inferiores al medio punto porcentual.JP Morgan superó las previsiones de beneficio obteniendo un BPA en el cuarto trimestre de 2,57$ frente 2,35$ esperado y 1,98$ anterior. Wells Fargo incumplía previsiones tanto en la parte alta como en la parte baja de sus resultados, mientras que Citigroup superaba ampliamente las expectativas con un BPA de 2,15$ frente 1,81$ esperado. Los inversores acogieron estos resultados con frialdad, por un lado porque ya están acostumbrados a que se superen las previsiones consenso, y por otro porque la bolsa estadounidense está en máximos históricos, y ya descuenta en sus exigentes ratios mejora de los beneficios y superación de las estimaciones. En este momento Wall Street cotiza con ligeros descensos.
Queremos destacar que en las últimas semanas se está viendo un mejor comportamiento de los valores de pequeña y mediana capitalización que de los grandes nombres. Sin querer alarmar, esto suele pasar al final de las fases alcistas de la renta variable, cuando se produce un trasvase de dinero de los gestores de los títulos más sólidos, pero que ya han subido mucho, a valores más pequeños.
No creemos que esté muy lejos un techo intermedio en el mercado de valores. Estamos seguros que veremos precios por debajo de los actuales, y que nos darán una interesante oportunidad de entrada. Creemos que será un año en el que la paciencia será importante, y en el que habrá que aprovechar las oportunidades para tener una rentabilidad interesante en el ejercicio. Mantengan suficiente liquidez para este fin.


capitalbolsa