https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Hay razones para defender el capitalismo?

El director general del Instituto de Estudios Económicos, Gregorio Izquierdo, ha reivindicado el modelo económico del capitalismo. Esta reflexión coincide con la celebración del Foro de Davos, un encuentro anual entre economistas, empresarios y dirigentes políticos, que debaten sobre los desafíos y los logros de la economía de mercado. En su defensa de la economía de mercado, Izquierdo ha recordado que es el que mejor resultado ha obtenido a lo largo de la historia tanto es así que "economías colectivistas están abranzando la economía de mercado" y ha puesto como ejemplo China, dirigida por el Partido Comunista que no busca convertirse en una potencia política, si no económica.
Para Izquierdo, la empresa es el principal agente de beneficio social a través de empleo, por la financiación que aporta y a través de la producción de bienes y servicios. Durante su intervención en la presentación del libro "El capitalismo, cambio, evolución y progreso" del economista Ramón Casilda, ha recordado que es el empleo y políticas de generación de empleo y no tanto sociales las que acaban con la desigualdad en la población puesto "que un empleo genera una renta" y ha hecho referencia a la subida del salario mínimo interprofesional /SMI) aprobada por los agentes sociales. "Se ha hecho bien en incorporar al diálogo social el debate y buscar un consenso porque, aunque no satisfaga a todos, es un tema de partida".
Durante la presentación se ha hablado también de las crisis económicas y de los surgimientos de movimientos populistas, tanto de izquierda como de derecha. Izquierdo ha explicado que las crisis surgen de desequilibrios que existen dentro de la economía de mercado, pero una de las particularidades de este sistema económico es que es capaz de reconocer las deficiencias que lo han provocado y evolucionar corrigiendo estas desigualdades y buscando soluciones a largo plazo. Izquierdo ha criticado duramente estos movimientos puesto que ofrecen soluciones fáciles a problemas complejos o "magnifican problemas para dar soluciones previamente establecidas"
Casilda es de la misma opinión, matizando que el modelo de economía de mercado "no es estático", como se ha podido ver en la crisis de 2008, que ha dado lugar a una nueva regulación del sistema financiero. Casilda enumeró cuatro aspectos o retos a los que debe de enfrentarse la economía de mercado como son "todavía los desequilibrios sociales existentes, no cometer excesos y que los recursos no son infinitos". Durante su intervención, Izquierdo reiteró que los países con más desigualdad son aquellos donde el tejido empresarial no está suficientemente desarrollado y destacó también la importancia de la propiedad privada. Y Casilda volvió a hacer esa defensa puesto que en momentos de malestar social, que han dado pie a los movimientos populistas, "éstos no han propuesto una alternativa mejor", lo que le sirve para señalar que nadie cuestiona "el modelo"
Como conclusión, Izquierdo volvió a insistir que los sistemas de economía de mercado "durante las crisis económicas sufren correciones, mientras que los de economía colectivista se perpetuan en el tiempo hasta su colapso"
El libro habla de una nueva modalidad: capitalismo global interactivo, que tiene como protagonistas las distintas economías nacionales, dentro de un mercado global participado por las empresas de toda clase y condición, interconectadas profundamente por las tecnologías de la información y comunicación, que cohesionan y hacen posible un espíritu empresarial socialmente innovador por donde fluye el conocimiento con una intensidad nunca antes conocida. 


finanzas