https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

EE.UU.-China: Las 5 claves del acuerdo que no convencen al mercado

Mercados mixtos en un día de máxima expectación ante la firma de la Fase 1 del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, prevista para las 17:30 hora española.
Aunque ambos países se lanzaron ayer guiños antes de la firma, que pudo tranquilizar a las bolsas, el efecto de estas ‘buenas señales’ desapareció en cuanto se empezaron a filtrar por parte de algunos medios varios puntos candentes del acuerdo, que detallamos a continuación:

1. Aranceles

Bloomberg advertía que tarifas existentes de EE.UU. sobre 360.000 millones de dólares de productos importados desde China se mantendrán hasta después de las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre, y cualquier medida para reducir las mismas depende del cumplimiento del Gobierno de Pekín del acuerdo comercial de Fase 1.
Algo que fue ratificado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, que afirmó que los aranceles se mantendrán hasta que se complete el acuerdo comercial de Fase 2.
“De forma separada, tanto Mnuchin como el representante de Comercio de EEUU, Robert Lightizer, lanzaron un comunicado conjunto destacando que el único componente no público del acuerdo comercial es un anexo confidencial con detalles sobre los compromisos de compras por parte de China. Además, añadieron que no hay un acuerdo sobre una reducción futura de tarifas”, destacan en Link Securities.

2. Propiedad intelectual y tecnología

The New York Times, de acuerdo a fuentes conocedoras del asunto, informó que “el acuerdo comercial de Fase 1 entre EE.UU. y China incluye compromisos del gigante asiático para restringir las prácticas de las que se quejan las compañías norteamericanas al ponerles en desventaja y obligarles a entregar propiedad intelectual valiosa a las compañías chinas. Bajo el acuerdo, China ha prometido castigar a las empresas que infrinjan el acuerdo y roben secretos comerciales corporativos”, se hacen eco desde Link Securities.
“Además, China también deberá abstenerse de inducir a sus empresas a obtener tecnologías extranjeras delicadas mediante adquisiciones, incluyendo frenar las compras de las compañías estatales que puedan dañar los intereses americanos. El acuerdo también trata las quejas de las compañías estadounidenses sobre la entrega de tecnología como una condición para realizar negocios en China”, añaden estos expertos.

3. Compras por parte de China

Tal como publicábamos ayer, en el acuerdo también estaría incluido que China se compromete a adquirir 200.000 millones de dólares de bienes estadounidenses en un periodo de dos años. Este volumen incluye 75.000 millones en bienes manufactureros, 50.000 millones en bienes energéticos, 40.000 millones en bienes agrícolas y 35.000-40.000 millones en servicios.

4. Posibles medidas de castigo

“El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, dijo que el acuerdo también incluye fuertes mecanismos de cumplimiento, destacando que EE.UU. podría imponer tarifas de forma unilateral si China incumple alguno de sus compromisos”, comentan en Link Securities, que destaca el escepticismo en el mercado sobre la capacidad de ambos países de alcanzar un acuerdo comercial de Fase 2 más amplio.
“Los americanos se guardan la baza de comprobar hasta las elecciones de noviembre el grado de cumplimiento chino de sus compromisos. Mantienen las tasas vigentes hasta comprobar en esas fechas. Las exigencias americanas para importar tal cantidad de productos parecen un poco excesivas”, coinciden en Renta Markets.

5. Huawei continúa en el punto de mira

“Hoy se ha sabido que EE.UU. está preparando nuevas medidas para entorpecer las operaciones de Huawei. Volvemos a la guerra comercial”, señala José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Masrkets.
Según Reuters, el gobierno de Estados Unidos podría anunciar en breve una medida que ampliaría sus poderes para bloquear los envíos de productos fabricados en el extranjero a Huawei.

Dudas con respecto a la Fase 2

Ahora habrá que iniciar negociaciones de una segunda fase que se antoja bastante más complicada, al tratar temas más delicados (subvenciones públicas a empresas chinas, protección de la propiedad intelectual, final de cesiones de tecnología o una mayor apertura a la inversión extranjera), lo que no descartamos que imprima volatilidad al mercado”, apuntan en Renta 4 (MC:RTA4).
“Con un acuerdo así la economía no se va a recuperar ni de lejos, por muchos brotes verdes que nos estén vendiendo”, concluye Cárpatos.
Sin embargo, otros analistas se muestran más positivos. “Desconocemos si la Fase 1 del acuerdo comercial va a tener el impacto que han estado esperando los inversores en el crecimiento económico mundial. Lo que sí pensamos es que, por muy limitado que sea el mismo, ha supuesto un punto de inflexión en un conflicto comercial que se estaba eternizando y que amenazaba con penalizar la economía global”, explican en Link Securities.
“No obstante, entendemos el escepticismo de muchos inversores ya que, tras la firma de esta ‘primera fase’, las posturas de ambos países en muchos temas, no sólo comerciales, siguen muy distantes y no se van a resolver en años. Los mercados de valores deberán adaptarse a este escenario, algo que, por otra parte, no es una novedad”, concluyen estos analistas.



investing