https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Beatriz Sarlo: “Quedaron sin detallar los derechos y obligaciones del nuevo contrato social”



Con Juan Pablo Varsky y Marcelo Longobardi, en una entrevista desde el Cabildo, Beatriz Sarlo analizó el discurso y lo que puede esperarse del nuevo gobierno de Alberto Fernández.

Te comparto algunos de los textuales de la nota emitida hoy en CNN En Español.



Luego del discurso, algunas de las definiciones de Sarlo:


Sobre el discurso de Alberto Fernández en general:
“Fue un discurso presidencial, como debía serlo. Subrayo dos cosas. El nuevo contrato de ciudadanía social y el proyecto nacional de desarrollo son los dos puntos fuertes de ese discurso. Quisiera haber visto que se detenía más en esos dos conceptos y dejaba de lado tanto detalle. Terminamos revindicando las Malvinas, la Antártida, esto es tirarle carne a la tribuna y sabemos lo que pasa después cuando le tiramos carne a la tribuna. Me parece que hubiera debido centrarse en esos dos conceptos.”

Fernández habló de sobriedad en las palabras y expresividad en los hechos:
“Un nuevo contrato social. Obviamente esas palabras evocan a Rousseau, es el contrato social de Rousseau. Solo que quedaron sin detallar los derechos y también las obligaciones del nuevo contrato social. Y esas obligaciones son obligaciones que tienen que ver con los lugares que se ocupan en una sociedad. Una obligación de un nuevo contrato social sería pagar puntualmente los impuestos, pero impuestos es mala palabra en una asunción presidencial. El contrato social no es solo derechos, un contrato social moderno consisten también de obligaciones.”

Sobre los Jóvenes ni-ni y la incorporación de ciencia y tecnología a los que se refirió Fernández:
“Hablemos de los ni-ni, porque son los que están excluidos de una cultura del conocimiento que no les permite el ingreso a un mercado de trabajo que pueda ofrecerles más posibilidades. Creo que va a llevar muchos años eso, no solamente porque hay que preparar cuerpos docentes gigantescos, sino porque hay que preparar el medio del cual esos pibes muchas veces carecen, que es familias que acompañen. Esos pibes ni-ni que siguen naciendo, son hijos de mujeres y de pibes que les llevan catorce años que son tan analfabetos como los que van a ser después. El problema es gigantesco, no es que dicen los incorporamos hoy. Entiendo que un presidente cuando asume tiene que hacer algún gesto de omnipotencia, démosle chance.”

Acerca de la referencia de Alberto Fernández a la herencia recibida:
“Hizo bien en mencionarlo porque Macri se equivocó enormemente al no mencionar cuáles eran la situación económica y social que él mismo recibía, fue una equivocación porque le aconsejaron sus expertos en discurso que solamente tenía que tirar buena onda y esa fue una equivocación que después la tuvo que pagar. Fernandez hizo bien en mencionarlo, no cometió el error de Macri, pensó mejor y políticamente.”

Sobre lo dicho por Fernández acerca de los medios, la pauta y las noticias falsas:
“Ese fue un compromiso. Dijo: no habrá pauta publicitaria para periodistas individuales. Ese fue un compromiso al cual le hubiera podido poner número: no habrá 678. Le hubiera podido poner el número que tuvo Cristina Kirchner, la vicepresidente, cuando fue presidenta. Me parece que ese compromiso hay que hacérselo valer. Periodistas a sueldo del Estado es lo peor que nos podría pasar. Incluso la acusación de que esos periodistas están a sueldo de empresas periodísticas capitalistas es solo una acusación que a lo que remite es que solo hay que tenerlos a pauta del Estado, con lo cual yo no estoy de acuerdo. Todos conocemos las dificultades que es hacer periodismo en la Argentina y opinar, pero de todas maneras Fernández hizo ese compromiso, hagámoselo firmar ya.”


Acerca de la Justicia, el “Nunca más a la justicia contaminada por los servicios de inteligencia”:
“Es fundamental, hay que tomarlo como un compromiso, sobre todo porque nombró a su maestro, Esteban Righi, a quien Boudou hizo saltar por los aires cuando era Procurador General de la Nación, hizo saltar por los aires con una acusación falsa y Cristina permitió que eso sucediera. Fernández nombró a ese gran jurista argentino, que al nombrarlo hizo un compromiso también frente a Righi, que murió hace unos años. Nunca más manipulación de la justicia. Nunca más quiere decir, por otra parte, nunca más manipulación de la Justicia, que imagino permita procesos más rápidos y más confiables. ¿Cómo hace la Justicia para volver a ganar la confianza de los ciudadanos?”

Un análisis del acto:
“Hubo cosas que me interesaron mucho, porque se descubría en el Parlamento quién podía cumplirlas. La emergencia sanitaria, por ejemplo: ahí hubo un plano de Ginés González García. Ginés González García ya fue Ministro de Salud y Ginés González García hizo una medida extraordinaria que habían querido hacer Illia y otros, que fue la ley de genéricos, que le costó muchísimo y la implantó. Eso me despierta mucha confianza.”


En la previa, algunas de las definiciones de Sarlo:

Cómo llega Alberto Fernández:
Tampoco era seguro que Kirchner fuera presidente. ¿Quién conocía a ese gobernador patagónico? Lo conocían los entendidos de la política a Kirchner. Alberto Fernández creo que incluso era más conocido que Kirchner en el escenario político. No es tan sorprendente para los entendidos. ¿Cuánto la gente sabe de la política? Lo que me preocupa es que la política se ve cada vez más complicada y entenderla requiere mucho tiempo. ¿Cuánto la gente podía prever que Alberto Fernández iba a hacer este movimiento? No lo sé. Que él es un tipo muy inteligente y muy astuto lo sabíamos muchos, pero cuantos éramos esos muchos? Muy pocos.

¿Cuál es el grado de complejidad de la política actual?
“Las instituciones son en sí mismas aparatos difíciles de entender. Un jubilado que padece un destrato en el PAMI es difícil que pueda entender todo el camino de ese destrato. Nosotros entendemos más o menos por qué se han dado estas presidencias de bloques en senadores y diputados porque los hemos seguido de manera obsesiva. Pero se necesita un full time. La política no se vuelve más democrática cuando necesita un full tume., se vuelve más elitista.”

¿Qué deja de positivo el gobierno de Mauricio Macri?
“Es evidente que los resultados económicos de Macri fueron pésimos. Alguien que dijo que la inflación se resolvía en dos semanas, que volvía de Davos con un carrito lleno de inversiones. Tenía todos mal sus diagnósticos y como tenía alta credibilidad en el momento en que fue elegido, esos diagnósticos fueron creídos. Y lo peor que puede suceder en la política es el desencanto.”

¿Por qué Alberto Fernández? ¿Que representa en el Frente de Todos?
“En principio representa a quien supo construir la plataforma para tener los votos, lo cual no es poco. Recuerdo una conversación con él hace un año donde me dijo Cristina cambió muchísimo, vos tendrías que comprobarlo. Yo no fui a comprobarlo pero le creí sus perspectivas. No es que le creí que Cristina había cambiado muchísimo sino que creí en ciencialidad de su perspectiva. Hace un año él ya estaba construyendo el camino. La designación de Alberto Fernández marca, en principio, que pese a todos sus arrestos de omnipotencia ella sabía que ella no ganaba como cabeza de lista las elecciones. Hubiera sido un empate muy estricto con el macrismo. No quiero hablar de sentimientos como que fue generosa y se desplazó porque lo ignoro. Ella sabía, porque es una política inteligente, que las elecciones encabezando no las ganaba.”

¿Va a haber organicidad en el Frente de Todos?
“El peronismos siempre tuvo muchos sectores representados, en principio el federalismo provincial que está dividido por intereses de manera profunda, dividido por los principios éticos de algunos de sus dirigentes, por los emisarios que mandan al Congreso. Esa fue siempre una zona de división del peronismo. ¿Cuánto va a jugar esa división? Supongo que deben haber aprendido que no se pueden pelear los primeros meses. Supongo.”

¿Es difícil domar a una sociedad civil tan intensa? Los casos de Chile y Colombia:
“En la medida que se respeten pactos y se respeten promesas, no sería tan complicado. El problema argentino, a diferencia del chileno o el uruguayo, es que no se respetan los pactos. Cuando alguien dice voy a hacer pobreza cero en seis meses no está respetando un pacto de verosimilitud con sus votantes. Tengo la impresión de que en Chile los pactos tienden a respetarse más, por derecha e izquierda. La Concertación, el frente democrático socialista en Chile, pactó hace muchos años que iba a haber un presidente socialista y un presidente demócrata cristiano en alternancia y respetaron ese pacto. En Argentina hubiésemos dicho <a vos te toca la alternancia, pero yo voy a ganar las elecciones. Así que a vos te conviene dejarme a mí el lugar y después vemos para la otra vuelta>.”

Sobre el traspaso de mando y el momento en que sucede:
“Pensemos que tuvimos traspasos mucho más complicados en este país, cuando asumió Duhalde que estaba en Chapadmalal, fueron los gobernadores, le entregaron un país en llamas. Ese fue un traspaso complicado. Cuando asumió Kirchner, incluso, con un país más normalizado por Duhalde, por la gestión presidencial de Duhalde que deberá ser reconocida por la historia, ese todavía era un traspaso complicado. Ahora ya está. Se votó, viene este hombre, que tenga la mejor suerte, no solamente suerte sino las mejores ideas del mundo, pero no contribuyamos a un ambiente de excitado entusiasmo. Todo tiene como una especie de tensión híper dramática de la cual carece hoy. Fue mucho más complicado llegar a acordar los jefes de bancada en el parlamento, que son decisivos. Fueron mucho más complicados los días anteriores.”

¿Hay alguna herencia positiva en el gobierno de Macri?
“Quizás lo que yo debería marcar como algo que queda, y que espero que quede, es que Macri no se metió con la prensa, no se metió con el periodismo. No digo que los gobiernos anteriores hubieran hecho desastres, porque también eso es hacer un juicio que hay que examinarlo un poco. Pero a Macri la prensa le resultaba lo indiferente que tenía que resultarle al presidente. Un presidente gobierna para su pueblo, gobierna por sus medidas y deja que el periodismo esté libre diciendo lo que quiera. Eso creo que debemos seguirlo adelante y repetirlo hasta que nos acostumbremos y no nos parezca una novedad hasta que sea normal.”

¿Qué significado le da al “Vamos a volver mejores” que dijo Alberto Fernández?“Es probable que Alberto Fernández piense que la reconstrucción que hizo del peronismo, que es un movimiento muy complicado y lleno de tensiones, esa reconstrucción que le garantizó a la vicepresidente, sea algo mejor para el país y ojalá lo sea.”

¿Qué espera la sociedad?
“La sociedad está mirando por televisión. Acá hay poca gente, va a haber mucha cuando Alberto termine su discurso en el Congreso. Cuando uno dice la sociedad, tiene que pensar que hay un activo de 200 mil, 300 mil personas que se repite en lugares politizados, como puede ser Rosario o Córdoba, pero la sociedad mira por televisión, no está pendiente del discurso como estamos nosotros.”

¿Se viene una agenda más progresista? Aborto, cultura, artes:
“Sí, todo eso puede ser más progresista. Estoy convencida de que los países más admiramos como constituyendo social progresistas son los países donde las personas físicas pagan altos impuestos. Nunca pagué más impuestos que en Dinamarca o que en Alemania, incluso en Estados Unidos he pagado altos impuestos como trabajadora, como profesora o como periodista. Son los países en los que las personas físicas pagan altos impuestos y están todas anotadas. Recaudar los ingresos personales, no para molestar a las pequeñas empresas, sino para ver cómo está la distribución del ingreso. Nadie habla de impuestos porque los políticos la consideran piantavotos a la palabra impuestos. El que habló de eso es José Nun, un cientista social, y aprendiendo también de mi presión impositiva, que debe ser 10% de lo que pagué en Dinamarca, creo que no puede ser así.”