https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

SAP repartirá 1.500 millones entre sus accionistas en 2020

El Consejo de Supervisión de la compañía alemana de software para empresas SAP ha aprobado el plan para elevar el retorno para los accionistas de la empresa en 2020, que supondrá la distribución de 1.500 millones de euros mediante recompras de acciones propias y/o el abono de un dividendo especial.
El momento y los instrumentos para realizar esta distribución serán determinados por la empresa en función de la evaluación de las condiciones del mercado, el desempeño de la compañía y otros factores. Asimismo, la firma germana puntualizó que la emisión de cualquier dividendo especial está sujeta a la aprobación de los accionistas en junta general.
"A la luz del sólido desempeño financiero y el balance general de SAP, el Consejo de Supervisión de SAP aprobó el plan de la Junta Ejecutiva para mejorar el rendimiento del capital en 2020", anunció la compañía.
Esta mejora de la retribución tiene carácter adicional a la política de la empresa de distribuir en forma de dividendos entre los accionistas de SAP al menos el 40% de su beneficio después de impuestos.
En este sentido, el Consejo de Supervisión y la Junta Ejecutiva de la multinacional han expresado su confianza en que la estrategia de inversión en innovación y crecimiento rentable, junto con un disciplinado retorno de capital, maximizarán el valor en el largo plazo para los accionistas de la compañía.
"Las iniciativas de excelencia operativa de SAP están impulsando un mejor desempeño financiero, y nos complace que SAP esté en condiciones de compartir este beneficio con los accionistas", declararon los co consejeros delegados de SAP, Jennifer Morgan y Christian Klein.
Por su parte, el director financiero de la alemana, Luka Mucic, indicó que las recompras de acciones y los dividendos especiales, además de una atractiva política de dividendos regulares, suponen un elemento importante para crear valor para los accionistas y permitir que estos participen en el éxito de la compañía.
SAP contabilizó un beneficio neto atribuible de 1.701 millones de euros en los nueve primeros meses de 2019, lo que supone un retroceso del 29% respecto del mismo periodo del año anterior, aunque los ingresos de la multinacional germana aumentaron un 12,9% anual, hasta 19.513 millones de euros.
En el tercer trimestre del ejercicio, SAP registró un beneficio neto atribuible de 1.246 millones de euros, un 28,3% más que en el mismo periodo de 2018, mientras que la facturación creció un 12,8%, hasta 6.791 millones.

europa press