https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los inversores incrementan su confianza en las bolsas...¿hasta cuándo?



“Aunque desde la primavera los índices bursátiles se han movido más bien en un rango lateral, acabamos el mes de octubre en zona de máximos anuales con algunos índices moviéndose claramente por encima de ellos”, afirmaba Nicolás López de M&G A.V., añadiendo:
“El impulso parece haber venido de las expectativas de una cierta resolución de la guerra comercial y el Brexit. Si bien en ninguno de los dos casos es previsible una solución definitiva a corto plazo, al menos los escenarios más peligrosos de nueva escalada de aranceles, en un caso, y Brexit sin acuerdo, en el otro, parecen ahora descartados. La incertidumbre se mantiene, sin embargo, en lo que se refiere a la evolución de la economía.

En general desde el mes de agosto se aprecia un mejor comportamiento relativo de los sectores cíclicos, pero este movimiento de vez en cuando entra en duda y en los últimos días se aprecia una corrección en estos sectores que creemos será transitoria y no la vuelta definitiva a un mercado defensivo.
Los indicadores publicados recientemente no muestran un empeoramiento, pero siguen indicando contracción en la industria europea y desaceleración en EEUU. El tono más resiliente del consumo y el empleo hace que en conjunto las economías sigan creciendo, aunque a tasas modestas y con la duda de qué llegará antes, la recuperación industrial o el contagio al consumo. Pausa en la rotación cíclica.
En agosto se produjo el punto de inflexión que ha puesta en marcha una rotación hacia activos de mayor riesgo. En los bonos se traduce en un repunte de las rentabilidades a largo plazo. Recientemente se aprecia un frenazo que se traduce también en un comportamiento sectorial más neutro en la bolsa.”
Y en esas seguimos hoy en los mercados de valores europeos. El sector bancario, en ese proceso de rotación hacia los valores cíclicos, ha vuelto hoy a presentar alzas, impulsando al resto de valores. Es cierto que los inversores están haciendo diferencias. Pongamos un ejemplo: Caixabank ha subido en dos jornadas tras los buenos resultados del tercer trimestre más del 6%. Desde los resultados del Santander, el pasado 30 de octubre, el valor ha perdido parecido porcentaje. Los inversores no están comprando de forma generalizada un sector, venden aquellos valores que peor lo están haciendo corporativamente, y compran los que lo están haciendo mejor.
¿Seguirá este rebote de las bolsas europeas en general, y de los cíclicos en particular? Creemos que sí en el medio plazo, aunque en el corto es probable que veamos alguna toma de beneficios.
En el gráfico que adjuntamos vemos que es posible que el Eurostoxx 50 esté desarrollando un techo en las últimas jornadas parecido al de abril y julio, aunque con menor implicación bajista.


capitalbolsa