https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Guerra comercial: Guiño de Trump a China y Europa. ¿Va todo demasiado bien?

Las bolsas europeas comienzan la semana al alza, después de las buenas noticias que hemos conocido el pasado fin de semana con respecto a las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China.
“Los negociadores comerciales estadounidenses y chinos parecen haber alcanzado un ‘consenso principal’ en las conversaciones comerciales”, publicaba Xinhua el viernes, después de la llamada telefónica entre ambos países.
“Ya se está buscando un lugar para que los presidentes de ambos países, Trump y Xi, firmen este acuerdo. Se habla de Iowa, Hawái o Alaska como posibles localizaciones candidatas”, apuntan en Link Securities.
Estos analistas se hacen eco además de las declaraciones del secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, “que ha afirmado que las licencias para que las empresas estadounidenses puedan vender tecnología a la multinacional china Huawei, unas 260 compañías, serán otorgadas muy pronto, en lo que parece una importante concesión de la Administración estadounidense para facilitar el acuerdo”.
“Igual de positivo se manifestó Ross con respecto a las negociaciones con Europa, rebajando la posibilidad de imponer aranceles a las compañías automovilísticas europeas durante el mes de noviembre”, añaden en Renta 4 (MC:RTA4).

¿Siguen las dudas en China?

No obstante, South China Morning Post se hace eco hoy de las declaraciones de Tim Stratford, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en China, que afirma que “la comunidad empresarial estadounidense en China carece de confianza en la Fase 1 del acuerdo comercial”.
“El acuerdo es bueno para los agricultores, pero las empresas quieren ver cambios estructurales en el entorno empresarial de China”, explica este experto. Y añade: “Es probable que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilice las negociaciones para apoyar sus ambiciones políticas”.
José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, recoge esta declaración publicada en Taoran Notes, un blog afiliado al Economic Daily, administrado por el Estado chino. “Para China, eliminar todos los aranceles adicionales es una preocupación central que no ha cambiado y que nunca cambiará; incluso si hay un acuerdo de la primera fase, esta preocupación central debería reflejarse”.
En suma, parece que lo de la famosa Fase 1 sí que se podría firmar, pero los chinos quieren que les quiten todos los aranceles adicionales”, comenta Cárpatos.
“Como venimos insistiendo, pensamos que a ambos países les interesar tanto económica como políticamente firmar algo, aunque sea un acuerdo de mínimos. De momento, entendemos que los mercados se conforman con la firma de una primera fase del acuerdo, que evite que el conflicto se enquiste y vaya a más, dañando aún más el crecimiento económico mundial”, apuntan en Link Securities.
“Seguramente igual de importante es la confianza en que americanos y chinos acuerden pronto una solución, aunque sea progresiva, en sus desavenencias comerciales. Donde incluso los demócratas comparten la opinión de Trump de poner presión a los chinos, por lo que éstos, que no desean al actual presidente, se verán forzadas a ceder en sus pretensiones. Trump, por otro lado, rebaja la tensión arancelaria de autos para Japón y quizá para Europa”, concluyen los analistas de Renta Markets.



investing