https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El BCE vuelve a achacar el 'parón' a la guerra comercial y al Brexit

El BCE vuelve a ser claro y tajante. “Los riesgos que rodean las perspectivas de crecimiento de la zona del euro siguen siendo negativos. En particular, estos riesgos pertenecen a la presencia prolongada de incertidumbres, relacionadas con factores geopolíticos, proteccionismo creciente y vulnerabilidades en los mercados emergentes”, señala en su boletín mensual.
En concreto, el Banco Central Europeo esgrime que los riesgos para economía siguen estando a la baja debido a la nueva escalada de disputas comerciales y la alta incertibumbre con el Brexit. “Los riesgos con la salida de Reino Unido siguen siendo altos”, señalan. Es más, el organismo no descarta que las tensiones sigan agravándose, una vez que se producirán comicios el próximo mes de diciembre.
“Una escalada continua de las disputas comerciales probablemente implicarían mayores costes de ajuste en la transición a un nuevo régimen comercial y posibles interrupciones adicionales a las cadenas de suministro mundiales con el tiempo. Esta podría, a su vez, amplificar el impacto en la actividad económica de los aranceles ya promulgados”, se indica en el Boletín.
Este caldo de cultivo hará que, de momento, el impulso económico europeo y mundial siga en ‘stand by’. “Los indicadores a corto plazo del comercio mundial son bajos, pero con un positivo crecimiento”, augura el BCE.
Para explicar los brotes verdes, el Banco Central Europeo se apoya en los datos de importaciones ya que “continuaron expandiéndose en términos mensuales, apuntando al crecimiento positivo del comercio mundial en el tercer trimestre”.

Un euro fuerte

Por otra parte, el BCE saca pecho de la fortaleza del euro durante el último mes. En concreto, señala que “se fortaleció ampliamente en términos ponderados por el comercio, respaldado por un aumento en el interés”. El tipo de cambio efectivo nominal del euro, medido frente a las monedas de 38 de los socios comerciales más importantes de la zona del euro, se apreció un 0,6%. Esto refleja un fortalecimiento del euro frente a los principales monedas, incluido el dólar estadounidense (en un 1,5%), el renminbi chino (en un 1,3%), el yen japonés (un 2,1%) y el franco suizo (un 1%).
El euro también se apreció frente a las monedas de la mayoría de las economías de mercados emergentes.No obstante, el euro se depreció casi un 3% frente a la libra debido a las buenas noticias que fueron apareciendo ante la posibilidad de un Brexit suave.

Frenazo en la vivienda

En el Boletín mensual, el Banco Central Europeo ha encendido en uno de los sectores que mejor miden la temperatura de la economía. El organismo espera que el crecimiento de la inversión en viviendas se mantenga débil en el corto plazo.
“Se espera que el crecimiento de la inversión en vivienda se mantenga débil en el corto plazo. El crecimiento trimestral en la inversión en vivienda se detuvo en el segundo trimestre de 2019, tras del 1,4% en el trimestre anterior, registrando el resultado más bajo en cuatro años”, remarca el BCE.
Los indicadores a corto plazo y los resultados de la encuesta sugieren un impulso débil en el tercer trimestre,aunque permanecen por encima de los promedios históricos. El indicador de confianza de la construcción para el tercer trimestre apunta a positivo, aunque muestra síntomas de agotamiento. A su vez, apunta que el PMI del sector de la producción de la construcción en el tercer trimestre se situó por debajo del promedio trimestral”.



investing