https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Prepárense para el fin de ganancias de dos dígitos en los mercados" Bill Gross

Bill Gross, cofundador del gigante del mercado de bonos Pimco, ha criticado a los bancos centrales por contribuir al escenario de rendimiento negativo en los bonos, que se ha extendido en los mercados de deuda de Europa y de Japón. Argumentó que la forma en que las bajas tasas de interés exprimieron los valores de los activos probablemente no sea sostenible en el futuro.
"Prepárese para un crecimiento económico lento a nivel mundial y el fin de las ganancias de precios de dos dígitos en los mercados que hemos visto en los meses y años anteriores", dijo Gross.
Los bancos centrales han tratado de facilitar la política en todo el mundo, empujando los rendimientos de los bonos a territorio bajo cero. Esto, a su vez, ha contribuido a la fuerte aceleración de los valores de los activos a pesar de una economía mundial anémica, que según las previsiones del FMI crecerá un 3% este año. Eso representa el ritmo más lento desde la crisis financiera de 2008.

Dijo que la disminución en el rendimiento ajustado a la inflación del bono a 10 años, o el rendimiento real, en 0,80 puntos porcentuales en los últimos nueve meses había contribuido a una ganancia del 15% para las acciones este año.
Los rendimientos más bajos de los bonos del gobierno, o las tasas más bajas libres de riesgo, tienden a aumentar las valoraciones de los activos de más riesgo como las acciones, porque tiende a reducir la tasa de descuento en el flujo de ganancias de una empresa. También atrae a los inversores de deuda corporativa, ya que los menores costos de endeudamiento pueden aliviar las presiones financieras y silenciar la probabilidad de incumplimiento.
"Los mercados alcistas en renta variable nacen con tasas reales más bajas y la carrera histórica de la última década ha sido fertilizada por el viaje al cero", dijo Gross.
El rendimiento real del bono a 10 años se situó actualmente en el 0.164%, desde el 0.978% al 31 de diciembre, según datos de Tradeweb.
Las acciones han presentando rendimientos sustanciales. El S&P 500 ha subido más del 18% este año y está a menos del 2% de su cierre récord de 3025.86 alcanzado el 26 de julio.
Los bonos corporativos también han disfrutado de ganancias de dos dígitos en 2019.
Aún así, Gross cree que la flexibilización adicional de los bancos centrales mundiales es poco probable que proporcione un impulso adicional a los valores de renta variable.



capitalbolsa