https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los tribunales argentinos liberan a siete kirchneristas en prisión preventiva (El País-España)

La alta probabilidad de un retorno del peronismo al poder coincide con una relajación de las medidas judiciales.
A los tribunales argentinos se les reconoce una gran habilidad para adaptarse a los cambios políticos. Desde que las primarias de agosto anticiparon un probable relevo en la presidencia del país, la situación procesal de numerosos políticos y empresarios kirchneristas parece haber mejorado sustancialmente. Siete de ellos han quedado ya en libertad tras sufrir un período más o menos largo de encarcelamiento preventivo. Por otra parte, se han reactivado viejas causas contra Mauricio Macri y los suyos.
El excarcelado más reciente fue Carlos Kirchner, primo del expresidente Néstor Kirchner, con prisión preventiva desde 2017 en una causa por presuntos sobornos en contratos de obra pública. Kirchner quedará libre cuando pague una caución de 200.000 dólares. Antes fueron Cristóbal López y Fabián de Sousa, socios en el grupo Indalo.
López y De Sousa llevaban casi dos años en prisión preventiva. En septiembre, fueron sobreseídos por una causa sobre venta irregular de activos. Luego, el tribunal oral federal número 3 ordenó al juez Claudio Bonadio, que lleva otra de las causas abiertas contra ellos, la referida a los presuntos sobornos masivos del “caso de los cuadernos” (en el que la principal encausada es la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner), que les dejara en libertad a la espera de juicio.
Bonadío les impuso una fianza de 60 millones de pesos (un millón de dólares) a cada uno, que cubrieron con una póliza de seguros porque la mayor parte de su patrimonio está embargado o en concurso de acreedores. López y Sousa abandonaron la cárcel de Ezeiza el lunes. “Nunca debieron haber sido detenidos”, dijo el candidato peronista a la presidencia, Alberto Fernández, tras conocerse la noticia.
López y Sousa tienen otros asuntos pendientes, relacionados con presunto lavado de dinero en operaciones inmobiliarias (sumario Los Sauces), un presunto fraude en la construcción de un acueducto en Chubut y con el presunto impago de impuestos en la sociedad Oil Combustibles. El juez Bonadio, uno de los más hostiles al kirchnerismo, no descarta volver a pedir prisión provisional para ambos.
Bonadio ha tenido que ir soltando a varios de los acusados en la “causa de los cuadernos”, aparentemente el mayor caso de corrupción durante el kirchnerismo: corresponde al pago de sobornos por parte de numerosas empresas para conseguir contratos públicos, y la acusación señala a Néstor y Cristina Kirchner como principales beneficiarios. El 17 de septiembre se levantó el arresto domiciliario impuesto a Oscar Thomas, ex director de la entidad binacional Yacyretá.
El pasado día 4 de octubre salieron de prisión Gerardo Ferreyra, propietario de la sociedad Electroingeniería, y Carlos Cortez, presunto testaferro de Daniel Muñoz, ex secretario de los Kirchner. Ferreyra declaró, al recuperar la libertad, que la “causa de los cuadernos” no iba a llegar “nunca” a juicio, igual que la causa de la AMIA.
Uno de los encarcelados preventivamente por esta causa, Fernando Esteche, ex líder de la organización antisistema Quebracho, fue igualmente liberado el 4 de octubre.
La causa de la AMIA se refiere al supuesto encubrimiento oficial de los agentes iraníes acusados de asesinar a 85 personas el 18 de julio de 1994, con un auto bomba que destruyó la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina. El fiscal que investigaba el asunto era Alberto Nisman, muerto de un disparo en su casa (probable suicidio, asesinato según algunos) el 18 de enero de 2015.
Otro célebre excarcelado, por absolución, es el general César Milani, que fue jefe del Ejército argentino durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Milani fue acusado de detener ilegalmente a Pedro Olivera y de torturar a su hijo en marzo de 1977, durante la dictadura militar. Un tribunal de la provincia de La Rioja le absolvió a principios de agosto y Milani recuperó la libertad tras dos años de encarcelamiento.
El general tiene otro caso pendiente en Tucumán por la “desaparición” del recluta Alberto Ledo, también en 1977, en el que se espera también un veredicto absolutorio, y una causa adicional por “enriquecimiento ilícito”. Al salir a la calle, el general Milani denunció “una inédita campaña política, mediática y judicial contra un jefe del Ejército”.
Mientras se relajan las causas contra kirchneristas, se ha reactivado la causa sobre Correo Argentino (sobre la sospecha de que la administración presidida por Mauricio Macri otorgó un trato de favor a una empresa del grupo Macri) y avanza la investigación en el caso de la venta de la aerolínea familiar Mac Air a Avianca, presuntamente favorecida con la asignación por parte del gobierno de Macri de 36 rutas adicionales a la empresa compradora.