https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El derrumbe de los bonos achicó los pasivos: la deuda está por debajo del 2017

Por el colapso de los bonos argentinos, la deuda externa pública medida a valor de mercado ya se ubica por debajo del nivel que tenía dos años atrás.
Así se desprende del informe de balanza de pagos del Indec, aunque los economistas plantean que una recompra de títulos no sería viable ante la falta de fondos de las arcas estatales.
De acuerdo al ente estadístico, si se toma el stock en términos nominales la deuda externa del Gobierno general sumó en el segundo trimestre US$175.969 millones, de los que US$71.084 corresponden a préstamos, principalmente con el Fondo Monetario Internacional. Hace dos años, el total de pasivos sumaban US$126.940 millones, lo cual implica un incremento de casi 40%, que se estira a 96% si se la compara con el que tenía en el mismo período de 2015, antes de que se iniciara el ciclo de endeudamiento de la actual gestión.
Sin embargo, a precio de mercado el stock de deuda actual es de apenas US$79.657 millones, y esto sin contar el tremendo shock que siguió a las elecciones primarias, que derrumbó todavía más el valor de los bonos argentinos. De esta manera, el total de títulos se ubicó en su menor nivel desde 2016 y es un 25% menor si se lo contrasta con el monto nominal (unos US$25.000 millones menos).
Por su parte, como los préstamos no tienen cotización, su valor no varía a la hora de medir este tipo de deuda, por lo que la deuda total externa del gobierno llega a US$150.741 millones.
En ese sentido, las planillas de la secretaría de Finanzas con las cifras de agosto (último mes disponible) muestran que la deuda bruta total del Tesoro tuvo una reducción de US$31.870 millones en ese mes por la licuación de deuda en pesos provocada por la devaluación y el pago anticipado del REPO, al pasar de US$339.519 millones a US$307.673 millones.
Con información de BAE