https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

COLOQUIO DE IDEA - Vidal aseguró que el futuro de la Argentina es “sin grietas”

La gobernadora bonaerense pidió el apoyo empresarial para ser reelecta y afirmó que hubo avances durante los últimos cuatro años pero que es necesario terminar con las grietas  

La gobernadora María Eugenia Vidal pidió el apoyo de los empresarios para ser reelecta y exhortó a terminar con las grietas, al pronunciar el discurso inaugural en el 55 Coloquio Anual de IDEA.
En estos años logramos algunos cambios pero hay otros en los que parecemos estancados desde hace décadas. Venimos de no escucharnos, de grietas y eso tiene que terminar. El futuro es sin grietas y eso es parte del cambio”, afirmó.
La gobernadora también se refirió a lo que haría en un potencial segundo mandato, de imponerse en las elecciones del próximo 27 de octubre.
En ese sentido, prometió que ampliará a seis los tres polos productivos actuales y profundizará la reforma tributaria para “gravar la propiedad y no la producción”.
Al iniciar su discurso, Vidal celebró haber sido nuevamente invitada al Coloquio de Idea porque “en el encuentro tenemos la oportunidad de aprender y de ser mejores. 
Me gusta mucho el eslogan de este año: `A los hechos`. Durante muchos años en la provincia escuchamos muchos discursos, relatos, promesas, pero hechos pocos. En la política, como en la vida, uno es más lo que hace que lo que dice. Por eso voy a repasar los hechos en los últimos cuatro años en la provincia”.
E inició su enumeración: “En 2015, cuando llegamos al poder en la provincia, todos eran días críticos, donde los problemas eran profundos y urgentes. Por donde uno mirara, había urgencias: las guardias de los hospitales sin insumos, los policías sin chalecos para volver a sus casas, no sabíamos cuántas escuelas había”.
“Frente a esa situación decidimos dos prioridades para gobernar: estar y hacer. Son verbos que parecen simpes pero que son más profundos. Estar significa recorrer los 135 municipios de esta provincia por lo menos tres veces. Que cada pueblo, por más chiquito que fuera, sintiera que la gobernadora había ido. Escuchar, poner el cuerpo, sin condiciones. Pero ese estar no alcanza si no está acompañado de la acción, sino es  meramente simbólico. Hacer no es solo resolver la urgente sino tener la mirada de largo plazo, que el incendio no tapara el bosque; empezar a sembrar algo de lo estructural”, indicó.
“Porque empezamos por lo urgente hoy tenemos SAME en toda la provincia, con ambulancias equipadas que hoy alcanzan a 13 millones de bonaerenses. No alcanzaba con la ambulancia. Tenía que venir la guardia y hoy puedo decir con orgullo que todas las guardias de todos los hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires fueron hechas a nuevo. Esto forma parte de lo urgente en salud. Pero también empezamos lo importante, tal vez más invisible: un plan de prevención de salud, renovando las salitas en los barrios. Poner en valor los centros de atención primaria en un plan para todo el conurbano. Son 247 salitas de atención barriales, porque el 80% de las consultas del sistema público son en esas salitas, aunque no se vean y aunque no se corten cintas”.

Pero también se refirió a la cuestión educativa: “Hicimos 8.500 intervenciones en los 12.000 edificios escolares. 100 edificios escolares nuevos, 200 aulas nuevas y aún no terminamos. Nos queda mucho pendiente. Por eso digo con orgullo que todas las escuelas primarias y los jardines de infantes tienen robótica y programación y el 60% está conectada a internet. Son las herramientas que esos chicos van a necesitar en 10 o 15 años”.
Para continuar con su enumeración de logros, la gobernadora mencionó obras contra las inundaciones.  “300 obras hidráulicas contra las inundaciones, cuando llueve tenemos que seguir preocupados, pero hay lugares que ya duermen más tranquilos”, explicó. Y enumeró una serie de municipios en los que ya se terminaron las obras. “(En esos municipios) con una lluvia como la del fin de semana duermen tranquilos y ya no tienen que subir a la terraza de su casa o perder cosas que no se recuperan más”, enfatizó.
“Eso era lo urgente, pero empezamos la obra hidráulica más importante de la Argentina y de América Latina: La cuenca del Salado. Cincuenta y siete municipios de la provincia no se van a inundar más. Pero no solamente van a dejar de perder en sus campos la cosecha y el ganado. Cuando esta obra termine -en 2022 y tiene el financiamiento internacional garantizado, en conjunto con el gobierno nacional- vamos a haber recuperado un millón de hectáreas productivas”, indicó.
Por otro lado, se refirió a lo realizado en materia de seguridad y dijo que empezaron por “lo básico:  que todos tuvieran sus chalecos. Que no hubiera más chaleco caliente, que lo pudieran tener hasta que llegaran a su casa. Comunicación encriptada, para que los delincuentes no los escuchen cuando hablan entre ellos. 140 bunkers de drogas derribados. Las madres aplaudían mientras pasaban las topadoras. 7.000 narcos presos”.
Y continuó: “Eso era lo urgente. Lo estructural no se vio: pasar de 6 meses a un año de formación. Reentrenamiento dos veces por año para toda la policía. Tecnología que haga que todas las denuncias vayan a un sistema informático y de ahí a la fiscalía. Cualquier bonaerense puede denunciar con su celular sin ir a la comisaría.

 ¿Saben qué es eso? Terminar con la zona liberada porque cuando la denuncia no depende de un comisario entonces la denuncia va a la justicia y es investigada. Lo estructural fue poner una auditoría civil sobre la policía y que hoy 13.000 policías no formen más parte de la fuerza y 1000 estén presos”.
Según consideró Vidal, a un gobernador “se lo debería juzgar por lo que hace en materia de seguridad, obras, educación, salud. Nosotros respondimos con hechos. Estar y hacer trajo resultados concretos. Bajó un 36% la tasa de homicidios en relación a 2015, bajaron los secuestros extorsivos. Logramos secuestros 0 en abril de este año. Bajamos los robos de autos 16%; la mortalidad infantil bajó en los tres años de gobierno, a pesar del crecimiento de la pobreza y el año pasado tuvimos la más baja en la historia; mejoramos los resultados de educación en lengua y se inició la revolución silenciosa contra la pobreza: un millón de adultos decidió volver a estudiar. La mayoría mujeres, de hogares pobres”.
Y prosiguió con los resultados que quiere mostrar: “2400 obras empezadas y terminadas en los 135 distritos de la provincias. Muchas esperaron 20, 30 y hasta 40 años”.
“Estar y hacer no es de cualquier manera. El voto de 2015 exigía un sistema distinto en la provincia. Por eso estuvo acompañado de valores. Ahora ningún cargo puede ser electo indefinidamente”, puntualizó la gobernadora, lo que generó la primera y única tanda de aplausos durante su discurso.
Y señaló además que “nadie puede cobrar una jubillción de privilegio y que cualquier persona que maneje recursos públicos tiene la obligación legal de presentar su declaración jurada de bienes”.
También mencionó que en la provincia las leyes que se aprobaron durante su gobierno se lograron por consenso, ya que no contaba con mayoría parlamentaria y mejoras en los sistemas de nombramiento y remoción de jueces. 

 Pero la gobernadora no mostró solo logros sin que también hizo propuestas. Aseguró que “el futuro tiene que ver con la producción y con el crecimiento. Nuestra propuesta son seis polos productivos y tuvimos tres sectores con muy buenos resultados: las carnes, la energía eólica y la Industria del conocimiento”.
“No decimos que vamos a bajar impuestos, bajamos los ingresos brutos en 2018 y 2019. Lo que hay que imponer es el patrimonio y no la producción. Queremos un Banco Provincia que cada vez sea más sólido y que le preste más al sector productivo. Hoy de cada 10 pesos que presta el banco, 7 son para producción, pero queremos que sean 9”, dijo en cuanto a cómo estructurará su sistema tributario y la política crediticia. Y finalmente afirmó que promoverá un plan de empleo joven, especialmente destinado a las mujeres. 
Y en una apelación a los asistentes, la gobernadora afirmó: “Nos entusiasma haber puesto la provincia de pie aún con todo lo que le queda pendiente. Ahora es tiempo de avanzar y quiero que tenga el mayor avance en los próximos cuatro años. Y para eso los necesito a ustedes. Se habló de cambio cultural. En estos años logramos algunos cambios pero hay otros en los que parecemos estancados desde hace décadas. Venimos de no escucharnos, de grietas y eso tiene que terminar. El futuro es sin grietas y eso es parte del cambio”.
También se refirió a los adversos resultados de cambiemos en las PASO. “Los resultados del 11 de agosto nos pusieron frente a la autocrítica en la que creemos. Formo parte de un espacio que cree en decir la verdad y en la autocrítica. Asumimos el desafío de escuchar más y mejor y corregir lo que haya que corregir, de demostrarnos y demostrarles que vamos a ser mejores, pero esos resultados no implican un cambio de valores”.
La gobernadora finalizó su discurso con la promesa de mantener su compromiso con los bonaerenses más allá de lo que pase en las elecciones. “Durante estos cuatro años defendimos este camino con errores y aciertos pero sin especular, sin mentir y creo que podemos ser mejores. Pero ese camino no se va a detener, porque ese compromiso con la provincia, con el estar y el hacer no lo  define un cargo. Por eso estoy acá y voy a seguir estando acá”, indicó.