https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Primero Facebook y ahora la Reserva Federal: todos quieren crear su propio Bitcoin

Apelativos de todo tipo. «Veneno para ratas», «dinero para criminales», «sin valor», construida sobre aire… De Bitcoin (BTC) se han dicho muchas cosas en los últimos años, especialmente en Estados Unidos, donde banqueros y políticos han reaccionado con espanto contra la criptomoneda creada por Satoshi Nakamoto. Sin embargo, ahora hasta la Reserva Federal (FED) planea crear su propia red, una solución similar a la que ofrece Bitcoin para sus pagos digitales.
El proyecto, dado a conocer este 5 de agosto, se llama FEDNow, y fue anunciado como “un nuevo servicio de pago y liquidación en tiempo real las 24 horas, (…) para respaldar pagos más rápidos en los Estados Unidos”, como se lee en su comunicado oficial. Es decir, la FED está anunciando su propio bitcoin, como antes lo hiciera Facebook con Libra. La idea es crear algo mejor que el diseño de Nakamoto y sus cualidades ya en funcionamiento.
En este caso, la tecnología que desarrolló Nakamoto y que presentó originalmente a un reducido grupo de activistas de la privacidad y de la autonomía de los ciudadanos frente al dominio del gobierno y el Estado, los cypherpunks, hoy es calificada por la FED como una “oportunidad fundamental para que la Reserva Federal y la industria de pagos modernicen el sistema de pagos” de Estados Unidos. Ni más ni menos.
Así, pareciera que Bitcoin se convierte cada vez más en una referencia para este tipo de iniciativas. Ya no solo se trata de una opinión aislada de Donald Trump o de una audiencia en el Congreso: la FED quiere su propia criptomoneda. Este anhelo y su búsqueda ya son una realidad.
La organización destacó cómo este tipo de herramientas “tienen el potencial de ser ampliamente utilizados y generar beneficios económicos para individuos y empresas”, gracias a su flexibilidad para administrar sus dinero y hacer pagos urgentes, aunque obviamente sin hacer alusión a su nombre. De Bitcoin se habla mucho, pero sin nombrarlo.
En este escenario, ¿siguen siendo las criptomonedas algo exclusivamente de criminales? ¿Es un sistema de pagos digital y de alcance global una herramienta solamente para el delito? Si así fuera, ¿por qué incluso la Reserva Federal, uno de los entes financieros más importantes de Estados Unidos, se está preocupando en crear su propia criptomoneda? ¿Qué tendrán que decir Jamie DimonWarren Buffett o Nouriel Roubini ahora contra Bitcoin?
A pesar de que la propuesta no ha causado tanto interés, que estén buscando crear su propio sistema nos hace reafirmar que Bitcoin es una realidad y llegó para quedarse.
Más de 10 años funcionando como buen dinero y tras haber atravesado una apreciación sumamente significativa por su valor como herramienta de intercambio de valor, hoy incluso la organización que funciona como el Banco Central de uno de los países más poderosos intenta copiar para sí sus mejores características.


criptonoticias