https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

China tiene un arma para la guerra comercial de 1 billón de dólares ¿La usará alguna vez?

Ha sido una semana muy agitada en cuanto a la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Beijing devaluó el yuan después de que la administración Trump amenazara con aplicar aranceles a casi todas las exportaciones chinas. Estados Unidos luego calificó a China de "manipulador de divisas", profundizando la grieta entre ambos países.
Estos movimientos han sacudido los mercados mundiales y amenazan la economía global. Lo que sucederá después es una incógnita, pero tenemos algunos escenarios. China ha dicho que está preparada para luchar, si fuera necesario. Y tiene un arma enormemente poderosa bajo la manga: es el mayor acreedor del gobierno estadounidense.
En teoría, Beijing podría desencadenar el pánico en los mercados de bonos al deshacerse de algunos de los 1,1 billones de dólares que tiene en bonos del Tesoro de los Estados Unidos.
Al lanzar una avalancha de bonos del Tesoro de EE.UU., el precio colapsaría, lo que elevaría los rendimientos (o las tasas de interés) y provocaría un aumento de los costes de los préstamos estadounidenses.
Pero hay muy buenas razones por las cuales es poco probable que China apriete ese gatillo. Primero, puede no tener el efecto deseado. En segundo lugar, podría ser contraproducente para su propia economía.
"Probablemente no sea la herramienta más efectiva disponible", dijo Brad Setser, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y ex economista del Tesoro de Estados Unidos.
- La opción nuclear
China ha tomado medidas en los últimos días para apuntalar el yuan, señalando que la depreciación fue una señal de advertencia. Pero el presidente Donald Trump aún podría devolver el golpe, incluso si la administración se apega a su plan de más conversaciones comerciales en septiembre.
Es una situación que está madura para una mayor escalada. Ahí es donde entra en juego la preocupación por los bonos estadounidenses que posee China.
Si China realmente quiere hacer temblar a los Estados Unidos, podría destruir el valor de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos vendiéndolos en el mercado.
Eso provocaría un aumento de los rendimientos. Y dado que los rendimientos del Tesoro sirven como punto de referencia para el crédito comercial y de consumo, el precio de la deuda corporativa, las hipotecas y los préstamos para automóviles aumentarían, frenando el crecimiento económico de los Estados Unidos. El dólar también podría sufrir a medida que se extiende la alarma.
- La encrucijada de China
En realidad, tal movimiento conlleva grandes riesgos y no se alinea con la estrategia actual de China, según Michael Hirson, el jefe en China de la consultora Eurasia Group. Anteriormente se desempeñó como el principal representante del Tesoro de los Estados Unidos en Beijing.
"Claramente estamos en un ciclo de escalada de las tensiones", dijo Hirson. "Pero creo que la principal motivación de Beijing en este momento en la guerra comercial es ser capaz de resistir la presión de Trump. Se podría pensar que resistir es lo primero"
En ese sentido, vender los bonos del Tesoro de los Estados Unidos podría ser contraproducente. Si Pekín inicia una venta agresiva de bonos estadounidenses, eliminaría el valor de sus tenencias restantes.
Necesita esas reservas para defender su moneda. Los expertos creen que China intentará diseñar una caída controlada del yuan en los próximos meses, lo que le permitirá absorber parte de la presión sobre la economía sin provocar un éxodo de capitales del país.
Otro elemento disuasorio: una oleada de ventas de bonos del Tesoro de EE.UU. socavaría el impulso de China para atraer inversión extranjera a sus mercados de acciones y bonos.
"Necesita esa afluencia extranjera para contener su moneda durante la guerra comercial", dijo Hirson. "Si China utiliza las tenencias del Tesoro como arma, eso envía un mensaje muy alarmante a los inversores globales".
- Impacto cuestionable
También está la cuestión de si abandonar los bonos del Tesoro de los Estados Unidos afectaría a los Estados Unidos de una manera real. Setser dijo que es escéptico.
"En el momento en que comience a tener un gran impacto negativo en Estados Unidos, la Fed probablemente reaccionará", dijo.
En un informe de 2012 al Congreso, el Departamento de Defensa señaló que la Reserva Federal es "totalmente capaz" de comprar los bonos del Tesoro de EE.UU. que China inyecte en el mercado para controlar las consecuencias económicas.
Además, China tiene pocos lugares alternativos para estacionar sus 3,1 billones de dólares en reservas extranjeras.
Los bonos alemanes y japoneses normalmente serían una opción, pero ofrecen un rendimiento cero en el mejor de los casos. Un rendimiento del 1,63% en la deuda del gobierno de EE.UU. a 10 años se ve mucho mejor que el rendimiento negativo del 0,59% de los bonos alemanes equivalentes, que acaba de alcanzar otro mínimo histórico. Eso significa pagar efectivamente al gobierno alemán por el privilegio de prestarle dinero.
La amenaza de vender bonos del Tesoro de EE.UU. sigue sobre la mesa. Pero para China, eso todavía no es muy atractivo.



capitalbolsa