https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Caos en Hong Kong y éxodo de compañías chinas, cóctel molotov para Xi

Por segundo día, las autoridades de Hong Kong han vuelto a cerrar el aeropuerto, tras la escalada de protestas, que está salpicando a China a escala internacional.
La prensa estadounidense muestra “la preocupación sobre el aumento de la retórica del Gobierno de Pekín, que señaló ayer que las protestas están mostrando signos de terrorismo, y destacó que ello podría suponer una escalada del manejo de la situación por parte de China”, según destacan en Link Securities.
Aunque, según apuntan en Banca March, “desde el Gobierno insinúan la posibilidad de intervención militar para frenar el movimiento, que cada vez ese presenta más desafiante”, el caos de Hong Yong vuelve a poner a China en el punto de mira.
Y es que, según publica el diario Nikkei, compañías chinas están saliendo del país en búsqueda de bases de producción alternativa para mitigar el impacto del conflicto comercial con Estados Unidos. Según apuntan en Link Securities, que se hace eco de esta información, “33 compañías han informado a los organismos reguladores de las dos Bolsas chinas de sus planes para implantar o expandir su producción en el extranjero”.
“Casi el 70% de esas 33 compañías citaron Vietnam como su destino preferido, mientras el resto prefirió Camboya, India, Malasia, México, Serbia o Tailandia. El presidente de EE.UU., Donald Trump, argumentó recientemente que China estaba desesperada por lograr un acuerdo comercial para frenar el éxodo de compañías saliendo del país, aunque este extremo fue desmentido por el Gobierno de Pekín”, añaden estos analistas.
Recientemente, el presidente estadounidense, Donald Trump, se vanagloriaba de sus medidas arancelarias y aseguraba que las empresas chinas estaban abandonando China, algo que Pekín desmintió.
Ahora, Trump ha vuelto a arremeter contra China en un nuevo tuit: "A través de la devaluación masiva de su moneda y el bombeo de grandes sumas de dinero a su sistema, las decenas de miles de millones de dólares que Estados Unidos está recibiendo son un regalo de China".