https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alerta del BCE: la guerra comercial y el Brexit complican la Eurozona

Las tensiones comerciales y el riesgo de un Brexit sin acuerdo, debilitan las perspectivas de crecimiento de la zona del Euro, hacia el segundo y tercer trimestre, según apunta el Boletín Económico del Banco Central Europeo (BCE) publicado este jueves.
“Aunque el crecimiento del PIB en la zona del euro en el primer trimestre de 2019 fue algo mejor de lo esperado, los datos más recientes y los últimos resultados de las encuestas económicas indican un crecimiento algo más débil en el segundo y tercer trimestre de 2019 para la zona euro”, afirma el organismo, que avisa de que el Producto Interior Bruto (PIB) avanza a un ritmo más lento de lo esperado. En el primer trimestre de 2019, el PIB en términos reales aumentó un 0,4%, después de un aumento del 0,2% en el último trimestre de 2018.
Esto se debe a “las prolongadas incertidumbres relacionadas con los factores geopolíticos, la creciente amenaza del proteccionismo y la vulnerabilidad de los mercados emergentes”, lo que “está debilitando el clima de confianza, particularmente en el sector manufacturero”.
El BCE asegura estar listo para establecer nuevos instrumentos con la finalidad de hacer frente a esta desaceleración. Así, su Consejo de Gobierno destaca la “necesidad de una postura de política monetaria altamente acomodaticia por un período prolongado frente a la inflación constantemente por debajo de los niveles en línea con el valor esperado, tanto en la realidad como en las proyecciones”.
En el boletín se habla también de reducir los tipos de interés y de una nueva “flexibilización cuantitativa”, en línea “con el compromiso de adoptar un enfoque simétrico en la consecución del objetivo de inflación” y “asegurar que la inflación se mueva constantemente hacia el nivel esperado”. El mes pasado, el organismo europeo ya prometió medidas de estímulo para los próximos meses.
No obstante, el BCE añade que los datos recientes y los indicadores de la encuesta continúan apuntando a un crecimiento positivo del empleo, que probablemente respaldará los ingresos de los hogares y el gasto de los consumidores, amortiguando el golpe al bloque por el débil comercio.