https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La dolarización aumenta y el Banco Central no se opone, pero trata de que la suba sea tan ordenada como lo fue la baja.

Es difícil para los inversores saber dónde están ubicados. Es un vuelo a ciegas, sin instrumentos que los orienten. Pero algunas señales ayudaron a vislumbrar el futuro cercano.
Por caso, el resultado que se esperaba en la licitación de Letras del Tesoro en dólares "fue mejor de lo que los pesimistas esperaban.

Si al Gobierno le decías el día anterior que los inversores iban a suscribir 236 millones de dólares en Letras del Tesoro que vencen el 14 de febrero próximo, sin saber quién estará gobernando el país ese día, firmaban inmediatamente la profecía", detallan en el mercado. La tasa que se pagó por estos títulos fue de 7,19% anual.


infobae