https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Un empresario ligado a Berni se quiere quedar con Ámbito Financiero

Un empresario desconocido en los medios de comunicación, pero que estaría ligado al ex secretario de Seguridad Sergio Berni, hizo una oferta en la Justicia para quedarse con el diario Ámbito Financiero y otros medios que pertenecían a Cristóbal López.
Se trata de Carlos Rosales, dueño del grupo Papyrus, que ofertó 80 millones de pesos para hacerse cargo del diario económico y su página web, las radios FM Pop, One y Mega y el sitio Minuto Uno. Fuera de la oferta quedaron los dos medios más emblemáticos del grupo Indalo y los más opositores al gobierno de Macri, C5N y Radio 10. Tampoco se incluye a la FM Vale y las productoras PPT e Ideas del Sur.
La principal empresa de Rosales es el grupo asegurador PROF, una compañía poco conocida con origen en Río Negro que compró hace algo más de un año y que mudó a un exclusivo edificio de siete pisos en pleno Recoleta. También es dueño del restaurante Schiaffino Bistró, en el mismo barrio. Hasta ahora no tiene vínculos con ningún medio de comunicación.
El nexo de Rosales con Berni es un integrante del círculo íntimo del ex secretario, Fernando Zack. Ese círculo estaba integrado por Gonzalo Ruanova, Sebastián Fernández Ciatti (el ex director de inteligencia criminal que quedó en el centro de la trama del caso Nisman), Darío Ruiz y el mencionado Zack. Este último fue director del PAMI, hombre de confianza del ex secretario y ahora se convirtió en directivo de la aseguradora PROF.
Allegados a Rosales dijeron a LPO que tuvo un pasado por la política hace más de diez años pero se retiró totalmente, al mismo tiempo que aseguraron que no tiene relación con Berni. "Se dedica a comprar empresas en crisis y a sacarlas adelante", señalaron en su entorno.
Cristóbal López
La oferta de Papyrus -según adelantó Clarín- implica 50 millones de pesos por la deuda concursal y desembolsar otros 30 millones durante el primer año para "garantizar el normal funcionamiento de los medios". Además, contempla "fondos adicionales" para afrontar las deudas impositivas.
Desde Papyrus explicaron a LPO que se trata de la segunda oferta, tras la primera que hicieron en diciembre y que era una propuesta de gerenciamiento por un tiempo (para conocer la situación real de los medios) y con posibilidad de compra. Pero el juzgado tiene intenciones de acelerar el proceso y por eso se hizo la oferta de compra.
Esa propuesta fue girada por el juez Javier Cosentino -que lleva adelante la quiebra de Oil Combustible, la controlante de los medios- a los síndicos e interventores, que tenían plazo hasta ayer martes para dar su opinión. Aunque no se sabe cuáles fueron las respuestas, se descuenta que AFIP se opondrá. Según supo este medio, en el ente recaudador no están conformes con el magistrado y temen un vaciamiento de las empresas.
El escenario más probable es que el juez y los síndicos exijan más detalles de la oferta y que luego -en caso de considerarla viable- Cosentino haga un llamado a mejorar la oferta, en una especie de subasta, para que se presenten otros interesados (con Papyrus con derecho de preferencia). También existe la opción de que el magistrado acepte directamente la venta, aunque esto sería más que sospechoso por lo que difícilmente suceda. 
El año pasado, Cosentino ya subastó activos de Oil CombustiblesYPF ofreció 85 millones de dólares y le ganó la pulseada a la compañía holandesa Transfigura, quedándose con la red de 220 estaciones de servicio, una terminal portuaria y la refinería de San Lorenzo.