https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La OA pide reabrir la causa por enriquecimiento ilícito de los Kirchner

La Oficina Anticorrupción (OA) pidió que la justicia anule el sobreseimiento de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner en la causa en la que se los investigó por enriquecimiento ilícito.

Además, la OA solicitó que se amplíe la investigación del posible incremento patrimonial injustificado de Cristina Kirchner hasta el mes de diciembre de 2015.

En su presentación, la Oficina explicó que en la causa N° 9608/18 (conocida como Cuadernos de las coimas) “se han incorporado elementos muy serios y contundentes que ponen en evidencia que, tanto la resolución que benefició a los imputados en el año 2009 como la pericia contable en que se apoyó, fue el resultado de una coordinada maniobra delictiva que involucra tanto a quienes detentaron la máxima investidura del Poder Ejecutivo Nacional, a funcionarios de la entonces Secretaría de Inteligencia del Estado, a un ex Auditor General de la Nación, a miembros del Cuerpo Pericial Contable de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a profesionales de confianza del matrimonio Kirchner; y por supuesto al ex juez federal Oyarbide a cuyo cargo estaba la investigación de los hechos”.

El año pasado, el exjuez Norberto Oyarbide había declarado públicamente que el sobreseimiento que él había dictado había ocurrido en el marco de presiones “desde las máximas órbitas del poder”. Luego, en el marco de la causa Cuadernos, el ex contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, describió con detalle la maniobra que culminó en el dictado de sobreseimiento.

Puntualizó Manzanares que “quiero recalcar que el doctor Oyarbide no se veía presionado, tenía la actitud de alguien que domina la cancha. Cuando concluyó la reunión no recuerdo si el doctor Oyarbide se fue antes o después que yo. Cuando llego al departamento de mi suegro…el Dr. Kirchner me llama a mi celular… Me pregunta cómo me había ido. Me llamó directamente él, no a través de sus secretarios como solía hacer; es más, esta fue una de las únicas dos veces que me llamó directamente, sin intermediarios. Su tono de voz era como temeroso, sonaba expectante, por saber cómo había resultado la reunión”, transcribió la OA.

Para la OA, el único objetivo de la maniobra descripta por Manzanares era “obtener en forma ilícita y en tiempo récord una pericia contable manipulada y luego el sobreseimiento de los ex presidentes, para lograr así el estado de cosa juzgada en esta materia”.

En la presentación también se destaca la declaración testimonial de Eduardo Blanco Álvarez, exintegrante del cuerpo contable de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, quien habría elaborado en su oportunidad un informe técnico altamente crítico respecto de la labor llevada a cabo por los integrantes del Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema que intervinieron en el estudio que dio lugar sobreseimiento, y que nunca fue considerado en el expediente judicial.

“Nos encontramos ante una situación que implica una afrenta inaceptable a los principios más elementales del Estado de Derecho; ante un hecho delictivo intolerable para nuestro orden jurídico”, sostiene la OA en el escrito. Y agregó que la doctrina de “cosa juzgada írrita se aplica para aquellos supuestos excepcionales de error esencial o grave simulación que conviertan el proceso en una mera “puesta en escena”, en una actuación que aparente ser un proceso, con el único objetivo de sobreseer o absolver al imputado”.






parlamentario