https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las pruebas de Ramos Padilla que tiene el Congreso incluyen vínculos de la AFI con Natacha Jaitt

El contenido de las cajas con pruebas que el juez federal Alejo Ramos Padilla, entregó a la comisión bicameral de Inteligencia del Congreso, contendría material muy delicado que alarmó a los legisladores que accedieron a partes del mismo, porque dejaría en evidencia múltiples contactos entre el detenido Marcelo D´Alessio y diferentes personajes vinculados a la Agencia Federal de Inteligencia.



El material en manos de la comisión que preside el radical Juan Carlos Marino, deja ver una profusa actividad de servicios de inteligencia en torno a la causa de los cuadernos, pero también expone otros escándalos recientes, que se suponían agitados por personajes vinculados a la AFI.  Entre el material entregado, según comentaron a LPO fuentes al tanto de las deliberaciones en la bicameral, figuran "matrices" de análisis de contactos vía WhatsApp, vinculados a la fallecida Natacha Jaitt.
La bicameral de inteligencia citará a Arribas por el caso Stornelli 



En estos cuadros, que según el magistrado "en caso de ser reales, sólo podrían ser recabados mediante software y hardware en manos de una agencia estatal de inteligencia", se ve una profusa actividad telefónica entre la modelo y el ex juez Eduardo Miragaya, un funcionario de la AFI muy vinculado a la segunda de ese organismo, la macrista Silvia Majdalani.



Miragaya de hecho se tuvo que alejar de la AFI por el escándalo que desataron las acusaciones de pedofilia de la modelo en el programa de Mirtha Legrand, que muchos la atribuyeron en su momento a una operación de inteligencia de la AFI y en especial vinculada a este ex juez.



En la matriz en poder del juez se analizan los contactos de Miragaya con supuestos celulares de periodistas, productores de televisión, el agente de inteligencia y supuesto proxeneta Raúl Martins y con el legislador porteño Gustavo Vera.



Pero en las cajas también habría pruebas de espionaje ilegal en el domicilio de un periodista famoso de la televisión, con grabaciones de charlas que mantenía con empresarios y políticos.