https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La devaluación del peso reduce las ganancias de McDonald´s en América latina

La depreciación de las monedas de Argentina y Brasil y los procesos devaluatorios que vienen ocurriendo en ambos países de manera constante provocó una fuerte caída en las ganancias de Arcos Dorados, la operadora de la red de fast foods McDonalds’s en América latina.
El grupo, que controla más de 2.000 restaurantes de la mayor cadena de comida rápida del mundo, viene sufriendo los vaivenes de la crisis financiera y de consumo local y de la todavía endeble situación económica que atraviesa el país vecino.
Un ejemplo lo evidencian los resultados del último cuatrimestre del año pasado, cuando reportó una importante disminución de sus ingresos consolidados del 12,4% a u$s745,1 millones en comparación con el mismo período del 2017, principalmente por las depreciaciones de las monedas argentina y brasileña.
Si bien sus números siguen siendo positivos, ya no parece poder generar millonarias ganancias para sus accionistas por el escenario que debe enfrentar en los países gobernados por Mauricio Macri Y Jair Bolsonaro. De hecho, su ganancia neta llegó u$s18,9 millones, lo cual representa una fuerte caída del 70,4% contra el último cuatrimestre del 2017, cuando había logrado ingresos por u$s63,9 millones.
Si se anliza el balance de todo el 2018, la empresa reporta un nivel de ingresos consolidados de u$s3.000 millones. Es decir, una reducción del 6,7% de sus ganancias con respecto al ejercicio del año anterior.
De todos modos, logró incrementar sus ventas un 7.6%, su Ebitda ajustado en un 3.5% a u$s292.2 millones, y mantuvo su plan de expansión en la región con la apertura de 70 nuevos restaurantes.
"Excluyendo la operación venezolana de la compañía, los ingresos reportados disminuyeron 12.4% año con año, principalmente debido al impacto negativo de las pepreciaciones frente al dólar del peso argentino y el real brasileño, respectivamente. Este impacto fue parcialmente compensado por un crecimiento constante de los ingresos monetarios del 9,1%, apoyado por un aumento del 7,5% en las ventas comparables de todo el sistema, en gran parte
debido al crecimiento promedio de las compras", asegura el reporte de Arcos Dorados.
En el documento, Sergio Alonso, director Ejecutivo del grupo, destaca que la estrategia comercial se sigue basando en "brindar el mejor restaurante, la mejor comida y la mejor experiencia de servicio, lo cual hizo que nuestras ventas crecieran durante todo el 2018 y que el margen de Ebitda ajustado creciera a un ritmo mayor".
El ejecutivo destaca que, a pesar del contexto argentino y brasileño, para este año Arcos Dorados mantendrá la misma estrategia de negocios.  "Con un 9.7%, el Ebitda ajustado alcanzó su nivel más alto en siete años y las ventas crecieron 9%", sostiene Alonso en el informe, quien además anticipa que continuarán transformando los locales en el nuevo formato bautizado Experience of the Future (EOTF) en todos los mercados.

Según los planes de Arcos Dorados, a fines del 2018 ya operaba 329 restaurantes EOTF y está en camino de abrir otros 650 para fines de 2019. "Este año tendremos un balance muy saludable para respaldar nuestros planes de crecimiento", señala al respecto el ejecutivo de Arcos Dorados."Actualizamos continuamente nuestros menús de manera innovadora, y seguiremos mejorando el servicio al cliente, logrando que la lealtad a la marca McDonald's siga creciendo", señala.
Pero a pesar del positivo escenario que describe Alonso a nivel general, los datos de Brasil y Argentina no fueron del todo alentadores, tal como lo reflejan los números del balance de la compañía.
En el caso de Brasil, sus ingresos disminuyeron 12.3%, impactados por el promedio anual de 15% de depreciación del real brasileño. Si se excluye la conversión de moneda, los ingresos de Arcos Dorados crecieron 2.8%, respaldados por mayores ventas de 1.8% como efecto de intensificación de las iniciativas de marketing.
En ese mercado, McDonald´s lanzó las hamburguesas premium "McPicanha" y "Duplo Picanha" dentro de la Signature Line y extendió la campaña "Clássicos do Dia", todo lo cual la ayudó a mantener el tráfico de clientes en sus restaurantes.
En el caso de Argentina, se trata de un mercado consolidado dentro de la región SLAD, donde los ingresos de la cadena 
disminuyeron 24.4%, por los efectos negativos de la depreciación del peso argentino frente al dólar.
En este escenario, la estrategia de la compañía se basó también en el lanzamiento de nuevos productos como el Big Mac Bacon y la continuación de la hamburguesa premium Egg & Bacon en la línea Signature.
También incrementó la actividad promocional, sumando nuevas promociones a través de su app que ayudaron a mitigar el ambiente de consumo en la Argentina.
De todos modos, y tal como figura en su balance, el Ebitda ajustado disminuyó 25.7% y aumentó 8.4% en moneda constante. Sus ingresos cayeron 6.7% a u$s3.0000 millones.
En cuanto a los planes para este año, la compañía espera abrir entre 80 y 85 nuevos restaurantes y estima que sus gastos de capital totales se ubiquen entre los u$s270 millones y los u$s300 millones.


iprofesional