https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Decisiones del Comité de Política Monetaria (COPOM)

El Comité de Política Monetaria (COPOM) del Banco Central de la República Argentina (BCRA) ha resuelto dar precisiones adicionales acerca del funcionamiento del esquema monetario para abril y los meses subsiguientes.
El BCRA continúa sobrecumpliendo con la meta de Base Monetaria (BM). El promedio mensual acumulado al 14 de marzo fue de $ 1.329 mil millones, $ 14 mil millones por debajo del objetivo de $ 1.343 mil millones. Es decir que, durante esta primera quincena, el BCRA ha absorbido pesos por encima de lo requerido para cumplir el objetivo anunciado en el comunicado de febrero.
Durante la primera quincena de marzo, la tasa de interés de referencia aumentó en forma significativa. Al 14 de marzo, la tasa de referencia de la política monetaria se ubica en 63,66%. Esta tasa, 13,5 puntos porcentuales mayor que la de fines de febrero, responde al diseño del esquema monetario adoptado por el BCRA. La tasa reacciona endógena y rápidamente a las condiciones y expectativas del mercado, y así refuerza su sesgo contractivo ante aumentos en la tasa de inflación esperada o cambios en la percepción de riesgos.
El objetivo principal del Banco Central es reducir la inflación, que sigue siendo muy elevada. Por eso, más allá de los estabilizadores endógenos del esquema monetario, el COPOM considera necesario reforzar el control sobre los agregados monetarios. Las medidas detalladas a continuación buscan evitar que la dinámica inflacionaria de estos primeros meses del año, influenciada por el reacomodamiento de precios relativos y efectos rezagados de la inestabilidad cambiaria de 2018, se vuelva persistente.
En primer lugar, el COPOM extiende el crecimiento de 0% en la meta de BM hasta diciembre de 2019, mes en el que se incorpora el aumento estacional correspondiente.
En segundo lugar, el COPOM ha decidido que el sobrecumplimiento de la meta de BM registrado en febrero también se extienda hasta fin de año. Por lo tanto, se fija la meta promedio mensual de la BM en $ 1.343 mil millones para lo que resta del año (neto de la expansión por compra de divisas y del aumento estacional de diciembre).
En tercer lugar, el COPOM reafirma su cautela en cuanto a la expansión monetaria resultante de las eventuales intervenciones cambiarias a realizarse durante abril, en caso de que el tipo de cambio se encontrase fuera de la zona de no intervención:
- Si el tipo de cambio se ubicara por debajo de la zona de no intervención, la meta de base monetaria se incrementará con las compras de dólares realizadas mediante licitaciones del BCRA. Estas licitaciones serán de hasta US$ 50 millones por día y por un máximo acumulado equivalente al 2% de la nueva meta de abril.
- Si el tipo de cambio se ubicara por encima de la zona de no intervención, la meta de base monetaria se reducirá con las ventas de dólares realizadas mediante licitaciones del BCRA. Con el objetivo de maximizar el impacto sobre la liquidez, dichas licitaciones serán de hasta US$ 150 millones diarios, el máximo contemplado en el esquema monetario.
Finalmente, el COPOM definió los límites de la zona de no intervención cambiaria que guiará el accionar del BCRA durante el segundo trimestre del año. Usando como referencia los límites vigentes al 31 de marzo de 2019 (39,389 y 50,974, respectivamente), los límites de la zona de no intervención se actualizarán diariamente a una tasa mensual del 1,75% entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2019.
El proceso de desinflación no es lineal, especialmente con la dinámica inercial de corto plazo ya mencionada. El COPOM considera que la perseverancia en el estricto control de la evolución de la BM, reforzado por las medidas aquí anunciadas, llevará a reducir la inflación.
Las resoluciones mencionadas en este comunicado fueron adoptadas con la aprobación unánime de los miembros del COPOM. El mismo está integrado por el presidente, Guido Sandleris, el vicepresidente, Gustavo Cañonero, la vicepresidenta segunda, Verónica Rappoport, Enrique Szewach, director designado por el Directorio de este Banco Central, y Mauro Alessandro, subgerente general de Investigaciones Económicas.